La crisis lleva a muchos españoles a prescindir del móvil

jueves 8 de noviembre de 2012 19:53 CET
 

MADRID (Reuters) - Un cuarto de millón de españoles han renunciado a sus teléfonos móviles en septiembre, siendo Telefónica y Vodafone las compañías que han sufrido el grueso de las cancelaciones por parte de unos consumidores golpeados por la recesión.

El regulador de telecomunicaciones dijo el jueves que las conexiones de telefonía móvil cayeron en 242.000 ese mes, el octavo declive consecutivo en un país que está al frente de la crisis de deuda de la eurozona y donde uno de cada cuatro trabajadores no tiene empleo.

El declive es superior a las 226.000 cancelaciones de agosto, aunque está por debajo del récord de 380.000 registrado en abril.

Desde septiembre, tanto Telefónica como Vodafone han anunciado tarifas más baratas en una creciente guerra de precios entre los operadores en España.

Muchos consumidores endeudados han cambiado de grandes operadoras como Movistar, de Telefónica, a firmas más pequeñas que ofrecen precios más económicos, como Yoigo, de Teliasonera.

"En línea con lo registrado en meses anteriores, los declives registrados por Movistar y Vodafone no se vieron compensados por los incrementos de otros operadores móviles", dijo la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones en un comunicado.

Los clientes redujeron 254.000 conexiones con Movistar, mientras que Vodafone registró un declive de 178.000. Yoigo ganó 40.000 nuevos clientes, mientras que Orange, propiedad de France Telecom, atrajo 25.000 nuevos clientes móviles.

Telefónica y Vodafone habían usado España como terreno de prueba para prescindir de las ayudas para adquirir un smartphone y dejaron de ofrecer a los clientes recortes de precios o teléfonos gratuitos a principios de este año.

Vodafone dijo esta semana que volvería a introducir esas ayudas, dejando a Telefónica como el único proveedor en el mercado que no ofrece terminales con descuento de forma generalizada.