El mundo necesita 700.000 millones dólares para redes de energía

martes 6 de noviembre de 2012 18:17 CET
 

PARÍS (Reuters) - Las redes de energía más grandes del mundo necesitan inversiones por 700.000 millones de dólares en los próximos 10 años para adaptarse a una creciente participación de energías renovables en las economías maduras y a fuertes alzas de la demanda en las naciones emergentes, dijo la francesa RTE.

Las 16 redes, que transportan el 70 por ciento de la demanda de electricidad del mundo, estiman que esta trepará un 50 por ciento al 2022, cuando la energía renovable alcanzará la capacidad equivalente de 250 reactores nucleares de tamaño medio.

"En Norteamérica y en Europa, la necesidad de inversión es necesaria para conectar a decenas de miles de megavatios de energía solar y eólica", dijo Dominique Maillard, jefe de RTE, en una entrevista en el marco de una reunión del grupo GO 15, que una a operadoras de redes de Estados Unidos, Sudáfrica, China, Francia y otros países.

Las operadoras, que manejan 2,2 millones de kilómetros de líneas de transmisión, dicen que las redes tendrán que ser mejoradas para asegurar la conexión y el transporte seguro de la energía renovable.

"Si no logramos desarrollar las redes en forma apropiada o la transición energética, permanecerá la sensación de que nunca se aplicó o correremos el riesgo de vivir en peligro", dijo Maillard, refiriéndose a una mayor probabilidad de riesgos de apagones.

RTE, que es propiedad de EDF, planea invertir unos 15.000 millones de euros (unos 19.200 millones de dólares) al 2020.

La Fundación Europea del Clima, una organización financiada en forma privada, dijo el año pasado que las compañías y los gobiernos en la Unión Europea tendrían que gastar 46.000 millones de euros en sistemas de redes energéticas al 2020 y otros 68.000 millones de euros al 2030.

Si bien el financiamiento de esas sumas podría resultar difícil debido a la crisis económica, el principal problema en Europa es una brecha cada vez mayor entre las decisiones de inversión y el inicio real de proyectos debido a apelaciones legales de pobladores locales.

"Hay un problema de financiamiento, y es verdad que en momentos de crisis la situación es más tensa, pero los proyectos de infraestructura suelen ser bienvenidos por los inversores financieros", dijo Maillard.   Continuación...