España no prevé volver a acudir a la hucha de las pensiones en 2012

lunes 5 de noviembre de 2012 14:47 CET
 

MADRID (Reuters) - El Gobierno español no prevé volver a acudir al Fondo de Reserva de la Seguridad Social este año para compensar desviaciones presupuestarias, aunque sí solicitará un crédito presupuestario para hacer frente a desviaciones derivadas de la situación del empleo en España.

"No hay previsión de utilización del Fondo de Reserva, pero estamos muy atentos a la evolución de la recaudación", dijo el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, en la rueda de prensa de presentación de los datos de paro registrado de octubre.

Según los datos del Ministerio de Empleo, el número de parados subió en España en octubre un 2,73 por ciento intermensual a 4,84 millones de parados.

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social, conocido popularmente como "hucha de las pensiones", fue creado en 1997 mediante un pacto entre las principales fuerzas políticas españolas para garantizar el pago de pensiones contributivas ante un eventual déficit de la Seguridad Social.

El Gobierno anunció a finales de septiembre que acudiría por primera vez al fondo de reserva de la Seguridad Social, de casi 70.000 millones de euros, para asignar 3.063 millones de euros a la financiación de las pensiones contributivas.

No obstante, la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, ha anunciado que se ampliará el crédito presupuestario necesario para el pago de prestaciones, sin brindar detalles financieros del préstamo.

En el mes de septiembre (último dato disponible), el gasto en prestaciones subió un 7,1 por ciento interanual a 2.589,7 millones de euros, principalmente debido a las solicitudes de renta activa de inserción (una prestación para mayores de 45 años con más de un año en paro) y a un aumento de los expedientes de regulación de empleo (ERE) de suspensión.

 
El Gobierno español no prevé volver a acudir al Fondo de Reserva de la Seguridad Social este año para compensar desviaciones presupuestarias, aunque sí solicitará un crédito presupuestario para hacer frente a desviaciones derivadas de la situación del empleo en España. En la imagen, dos pensionistas caminan en Sevilla, el 20 de septiembre de 2012. REUTERS/Marcelo del Pozo