Lobbies de energía nuclear y renovables piden reformas rápidas

lunes 5 de noviembre de 2012 13:44 CET
 

LONDRES (Reuters) - Patronales de energía nuclear y renovable de Reino Unido han dejado a un lado sus diferencias sobre residuos nucleares y se han unido para pedir al Gobierno una implementación rápida de sus planes para reformar el mercado eléctrico que alienten la producción de energía con bajas emisiones de carbono.

"La Ley de Energía debería seguir adelante sin demora (...) Cualquier desviación significativa podría resultar en un aplazamiento de las inversiones, con importantes implicaciones en las nuevas promociones industriales asociadas y en el empleo de un sector de alta tecnología y alto crecimiento", dijeron tres asociaciones industriales en una carta conjunta fechada el 2 de noviembre y remitida al secretario de Estado de Energía y Cambio Climático, Ed Davey.

Consejeros delegados de RenewableUK, de la Nuclear Industry Association y de la Carbon Capture and Storage Association aparecen como firmantes de la carta, de la que se envió también una copia al primer ministro británico David Cameron.

La misiva llega un mes después de que un grupo de siete inversores internacionales del sector de energía eólica advirtiesen al Gobierno de que un descenso del apoyo político a las energías renovables podría disuadirles de invertir en proyectos en Reino Unido.

Los planes del país para promover la construcción de tecnologías que emitan menos dióxido de carbono han progresado de manera lenta mientras los inversores no están seguros sobre la viabilidad financiera de futuros proyectos.

Davey dijo la semana pasada que la ley energética se presentaría al Parlamento este mes, en el que se conocerán los detalles de cómo funcionará el mercado reformado.

Las tres patronales también pidieron la inclusión de un objetivo de reducción de emisiones de CO2 en 2030, algo que en su opinión reduciría el coste de capital para las fuentes de energía bajas en emisiones.

Reino Unido tiene el objetivo de reducir las emisiones en 2030 un 34 por ciento respecto a los niveles de 1990, y un 80 por ciento en 2050, pero no ha establecido metas entre ambas fechas.