Wall Street termina con descensos en una semana acortada por Sandy

viernes 2 de noviembre de 2012 22:23 CET
 

NUEVA YORK, EEUU (Reuters) - Las acciones estadounidenses cerraron el viernes una inusual semana acortada por la fuerte tormenta Sandy con una ola de ventas que revirtió las ganancias tempranas impulsadas por un informe de empleo mejor que el esperado.

Las acciones del sector energético fueron un lastre para el mercado después de que Chevron, la segunda más grande petrolera de Estados Unidos, informara de unos beneficios que no igualaron las estimaciones. Sus acciones cayeron un 2,87 por ciento a 108,26 dólares, y pesaron sobre el promedio Dow.

La apreciación del dólar también tuvo impacto sobre las acciones energéticas y de materiales. Al final del día, los 10 sectores del S&P 500 sucumbieron a la presión vendedora y terminaron en terreno negativo y el energético cayó un 1,7 por ciento.

El índice S&P del sector materiales cayó un 2 por ciento arrastrado por el descenso de Newmont Mining, que perdieron un 8,4 por ciento a 48,74 dólares tras informar de unos beneficios que no cumplieron las expectativas.

En la semana, el Dow terminó con un retroceso del 0,1 por ciento, pero el S&P 500 ganó un 0,2 por ciento. El índice Nasdaq perdió un 0,2 por ciento en la semana.

La semana fue más corta en Wall Street pues las operaciones se suspendieron lunes y martes por el devastador paso de la tormenta Sandy a lo largo de la región noreste de Estados Unidos.

La economía de Estados Unidos creó 171.000 nuevos puestos de trabajo en octubre, dijo el viernes el Departamento de Trabajo. El Gobierno también informó de que en agosto y septiembre se crearon 84.000 más puestos de lo que había estimado inicialmente.

El Dow Jones cayó un 1,05 por ciento y cerró en 13.093,26 puntos, mientras que el índice Standard & Poor's 500 perdió un 0,94 por ciento a 1.414,20 puntos.

Por su parte, el índice Nasdaq Composite perdió un 1,26 por ciento y terminó extraoficialmente en 2.982,13 unidades.

El S&P 500 acumula un descenso del 3,5 por ciento desde un reciente pico alcanzado el 14 de septiembre y está por debajo de su promedio de los últimos 50 días, mientras los inversores siguen cautos a la espera de la elección presidencial y de las negociaciones por el presupuesto federal.

Las acciones de Starbucks treparon un 9,1 por ciento, a 50,84 dólares, después de que la cadena de cafeterías elevó su pronóstico de beneficios para el año fiscal gracias a que las ventas en Estados Unidos superaron las expectativas.