2 de noviembre de 2012 / 13:28 / hace 5 años

EEUU crea más empleos de lo esperado en octubre y da un respiro a Obama

5 MIN. DE LECTURA

Los empleadores de Estados Unidos aceleraron las contrataciones en octubre y la tasa de desempleo subió levemente por una mayor búsqueda de trabajos, en una señal de esperanza para una economía alicaída, que ha sido un factor de peso en la carrera por la reelección del presidente Barack Obama. En la imagen, aspirantes hacen cola para reunirse con posibles empleadores en una feria de empleo en nueva York, el 24 de octubre de 2012.Mike Segar

WASHINGTON (Reuters) - La creación de empleo en Estados Unidos se aceleró en octubre y la tasa de desocupación subió levemente puesto que un mayor número de personas volvieron a buscar trabajo, en una señal de esperanza para una economía alicaída, que ha pesado en las posibilidades de reelección del presidente Barack Obama.

Los empresarios contrataron a 171.000 personas en octubre, dijo el viernes el Departamento de Trabajo. El Gobierno también informó que en agosto y septiembre se crearon 84.000 puestos más de lo que había estimado inicialmente.

La tasa de desocupación subió una décima al 7,9 por ciento, pero eso se debió a que muchos estadounidenses volvieron a sumarse a la fuerza laboral. Solo las personas que buscan trabajo son consideradas como desocupados por el Gobierno.

"Este informe es consistente con la imagen emergente de una recuperación económica que sigue ganando fuerza después del parón de principios de año", dijo Millan Mulraine, estratega senior sobre EEUU de TD Securities, en Toronto.

Estos datos laborales son el último informe económico importante antes de las elecciones presidenciales del martes, en las que el presidente Barack Obama se enfrenta al republicano Mitt Romney en una ajustada carrera.

Si bien la subida de la tasa de desempleo estaba prevista, el incremento de las nóminas superó las proyecciones incluso más optimistas de un sondeo de Reuters.

A pesar de ello, es poco probable que tenga mucho impacto, ya que la mayoría de los votantes ya tienen clara su la percepción sobre el estado de la economía.

-- Gráfico en inglés sobre el paro: link.reuters.com/ven73t

Incluso una serie de avances mensuales sostenidos de 171.000 empleos alcanzarían solo para bajar muy lentamente la tasa de desocupación. Aun con la fortaleza relativa vista en el informe, las perspectivas de una recuperación completa desde la recesión de 2007-2009 siguen siendo distantes.

El paro, que tocó techo durante la recesión en un 10 por ciento, sigue unos tres puntos porcentuales por encima de su nivel previo a la contracción económica.

Romney convirtió la debilidad del mercado laboral, un problema para Obama desde que asumió en 2009, en el eje de su campaña. El último sondeo electoral diario de Reuters/Ipsos mostró que Obama y Romney están muy parejos.

La tasa de desempleo persistentemente alta hace poco probable que la Reserva Federal pierda su determinación de mantener la política monetaria expansiva hasta que la economía muestre más vigor.

"Abismo Fiscal"

El paro subió principalmente debido a que 578.000 personas entraron a la fuerza laboral. Eso ayudó a impulsar la tasa de participación, una medida de la porción de la población en la fuerza laboral, a un 63,8 por ciento.

Todo el avance en empleo se registró en el sector privado, que agregó 184.000 puestos de trabajo en octubre, el mayor incremento desde febrero. El Gobierno, en tanto, eliminó 13.000 posiciones.

Aún al ritmo actual de creación de empleos, la economía estadounidense afronta una amenaza real de una renovada recesión al próximo año.

A menos que actúen los legisladores, entraría en vigor un plan de aumentos de impuestos y recortes de gastos por cerca de 600.000 millones de dólares (unos 464.000 millones de euros) en 2013. Ese escenario, conocido en Washington como el "abismo fiscal", podría provocar fácilmente que la economía se contraiga.

La crisis de deuda de Europa, que ha golpeado a fábricas en todo el mundo - incluyendo las de Estados Unidos - también está pesando sobre la recuperación de la economía estadounidense.

Se prevé que la Reserva Federal expandirá un nuevo programa de compra de bonos a fin de año para compensar el fin de otro programa de estímulo que apunta a reducir los costes del crédito.

Condiciones persistentemente débiles del mercado laboral llevaron al banco central estadounidense a lanzar en septiembre un programa para comprar 40.000 millones de dólares mensuales en valores respaldados por hipotecas hasta que se registre una mejoría sostenida en el mercado laboral.

En octubre, la ganancia promedio por hora de los trabajadores cayó un centavo de dólar a 23,58 dólares, mientras que la semana laboral se mantuvo en 34,4 horas.

"Estamos muy lejos de donde necesitamos estar para reducir la tasa de desempleo a donde le gustaría verla a la Fed", afirmó Kathy Jones, estratega de renta fija de Charles Schwab en Nueva York.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below