2 de noviembre de 2012 / 11:24 / hace 5 años

ENTREVISTA-Schäuble dice que la reducción de la deuda es una tarea global

EEUU y Japón deben compartir la responsabilidad junto con Europa de asegurar la estabilidad económica global, dijo el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, indicando así que la reunión del G-20 de este fin de semana no debe centrarse únicamente en la crisis de la zona euro. En la imagen, Wolfgang Schäuble habla durnate una conferencia de prensa conjunta con ministros de Finanzas de Holanda y Finlandia en Konigstedt Manor en Vantaa, en las afuersa de Helsinki, Finlandia, el 25 de septiembre de 2012. REUTERS/Pekka Sakki/Lehtikuva

BERLÍN (Reuters) - EEUU y Japón deben compartir la responsabilidad junto con Europa de asegurar la estabilidad económica global, dijo el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, indicando así que la reunión del G-20 de este fin de semana no debe centrarse únicamente en la crisis de la zona euro.

En una entrevista anterior a la reunión de ministros de Finanzas y responsables de los bancos centrales del G-20 que tendrá lugar en México, expresó que las principales economías deben realizar reformas estructurales y una consolidación fiscal para recuperar la confianza de los mercados y tener un crecimiento sostenible.

Schäuble también dijo en respuestas por correo electrónico a unas preguntas formuladas por Reuters que no ve peligro de retraso en la introducción de la normativa bancaria Basilea III, que debe ir incorporándose paulatinamente a partir de enero.

Schäuble no quiere que la reunión de dos días del G-20 se centre exclusivamente en la crisis de la zona euro en detrimento de otros temas urgentes, como la reducción del déficit fiscal por parte de EEUU y los problemas de deuda de Japón.

“EEUU y Japón tienen tanta responsabilidad de garantizar la estabilidad como nosotros los europeos”, expresó.

“Las economías del G-20 deben recuperar la confianza de forma decisiva con sus reformas estructurales y políticas financieras sostenibles. Este es el requisito más importante fortalecer las condiciones globales económicas”, indicó Schäuble.

“Sin la consolidación y las reformas corremos el riesgo de una pérdida mayor de confianza y de un crecimiento menor. No es posible construir un crecimiento sostenible con una montaña de deuda”, señaló el ministro, partidario del rigor fiscal incluso en tiempos de recesión.

En EEUU, la legislación existente incrementará los impuestos y reducirá el gasto en torno a los $600.000 millones en 2013, salvo que los legisladores tomen medidas. Sin embargo, los republicanos y demócratas todavía no han acordado las medidas de reducción del déficit, que podría causar una contracción de la economía.

El G-20, que reúne a las economías ricas y las emergentes, debe medir su progreso con los objetivos fijados en la cumbre de Toronto hace dos años, añadió. En esa ocasión, los países desarrollados se comprometieron a reducir sus déficit públicos a la mitad antes de 2013 y a estabilizar la carga de deuda antes de 2015.

ESPERANZADO RESPECTO A ESPAÑA, FIRME EN TORNO A GRECIA

Schäuble ha adoptado una postura dura con respecto a Grecia y otros miembros más débiles de la zona euro durante la crisis de deuda soberana de tres años de duración, insistiendo que tomen la medicina de la austeridad incluso a medida que sus economías se hunden más profundamente en la recesión.

Sin embargo, el ministro tuvo palabras positivas sobre España, diciendo que el país está “en el buen camino” y que hay indicios, que se ven en la caída de los costes salariales y en la cuenta corriente, de que los desequilibrios económicos están mejorando.

Schäuble reiteró que Grecia, inmersa todavía en unas difíciles conversaciones con los acreedores internacionales para evitar la bancarrota, debe implementar las duras medidas que ha prometido aplicar.

El ministro aplacó las expectativas de que el nuevo fondo de rescate de la zona euro, el Mecanismo Europeo de Estabilidad, pronto pueda recapitalizar los bancos directamente, reiterando que primero debe estar en funcionamiento la nueva entidad supervisora.

“Es importante que la responsabilidad y el control vayan de la mano. En otras palabras, la calidad debe venir antes que la velocidad”.

Schäuble comentó que no teme que la implementación de la normativa Basilea III pueda retrasarse, ni que países como EEUU o Reino Unido, que han criticado las nuevas normas por considerarlas demasiado engorrosas para aplicar, puedan decidir no adoptarlas.

Basilea III es la respuesta regulatoria del mundo a la crisis financiera, que obliga a los bancos a triplicar el capital básico que poseen para evitar rescates en el futuro que utilicen dinero del contribuyente.

El brazo regulador del G-20, el consejo de estabilidad financiera (FSB), completará las propuestas sobre la regulación de entidades financieras no bancarias, desde fondos de compensación hasta compañías de seguros, a tiempo para la próxima cumbre del grupo en septiembre de 2013.

“Vemos con buenos ojos el amplio consenso internacional sobre la estricta regulación de los fondos del mercado monetario que actúan de forma muy similar a los bancos”, dijo Schäuble.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below