El Ibex-35 abre con alza a la espera de los datos macro de 2012

viernes 2 de marzo de 2012 09:53 CET
 

MADRID (Reuters) - La bolsa española abrió el viernes al alza, en línea con el resto de las plazas europeas, pero los operadores dijeron que la atención del mercado se centraba en los planes de ajuste del gobierno español y de sus previsiones en materia de crecimiento, que servirán de base para los presupuestos de 2012.

Este mediodía, el ejecutivo aprobará el llamado techo del gasto público para un año en el que el déficit público debería bajar en un principio en casi 45.000 millones de euros.

Según el diario El Mundo, el presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, prepara una reducción del sector público que impresione a Bruselas y que permita al ejecutivo aflojar el ritmo de consolidación fiscal.

Mientras tanto, los mercados de la deuda concedieron un respiro a España, registrándose una fuerte sobredemanda en la subasta del Tesoro de la víspera, lo que permitió colocar a España 4.500 millones de euros en bonos a tipos más bajos.

El viernes, el diferencial de la deuda española a 10 años frente a su equivalente alemán se mostraba bastante estable, al abrir en torno a los 303 puntos básicos, 2 pb por encima del cierre anterior.

A las 09:15 horas, el selectivo español subía un 0,37 por ciento a 8.581 puntos, mientras el paneuropeo FTSEurofirst 300 ganaba un 0,15 por ciento.

Sacyr repuntó un 3,5 por ciento tras caer la víspera más de un 8 por ciento en reacción a los malos resultados cosechados en 2011 y a las elevadas provisiones efectuadas en relación con su inversión en Repsol.

En el sector bancario, Santander subía un 0,46 por ciento y BBVA un 0,15 por ciento.

Telefónica repetía cambio después de que Goldman Sachs rebajara hoy su recomendación para el sector de las telecomunicaciones a "infraponderar".

Iberdrola subía un 0,56 por ciento, mientras que Inditex bajaba un 0,29 por ciento.

Las acciones de Repsol continuaron con su repunte el viernes por segundo día, sumando un 5 por ciento desde el miércoles. El jueves, el gobierno español confirmó que apoyaba a la petrolera en su disputa con Argentina ante las amenazas de una eventual renacionalización de YPF, la filial de Repsol en ese país. Anoche, las acciones de YPF subieron un 15 por ciento en la bolsa de Buenos Aires después de que la presidenta argentina, Cristina Fernández, no anunciara medidas en este sentido.

 
La bolsa española abrió el viernes al alza, en línea con el resto de las plazas europeas, pero los operadores dijeron que la atención del mercado se centraba en los planes de ajuste del gobierno español y de sus previsiones en materia de crecimiento, que servirán de base para los presupuestos de 2012. En la imagen de archivo, un operador en la bolsa de Madrid, el 16 de enero de 2012. REUTERS/Andrea Comas