28 de octubre de 2016 / 8:12 / hace 9 meses

El índice de precios al consumidor japonés cae en septiembre y se suma a una serie de datos débiles

3 MIN. DE LECTURA

El índice subyacente de precios al consumidor de Japón cayó un 0,5 por ciento interanual en septiembre y anotó su séptimo mes sucesivo de declives, lo que respaldó la visión del banco central de que la inflación tardará en acelerarse a su meta de un 2 por ciento. En la imagen, una mujer vestida con ropas tradicionales japonesas espera junto a un escaparate en uno de los distritos comerciales de Tokio. 28 de octubre de 2016.Kim Kyung-Hoon

TOKIO (Reuters) - El índice subyacente de precios al consumidor de Japón cayó un 0,5 por ciento interanual en septiembre y anotó su séptimo mes sucesivo de declives, lo que respaldó la visión del banco central de que la inflación tardará en acelerarse a su meta de un 2 por ciento.

Si bien los débiles datos de precios no fueron una sorpresa para los responsables del organismo, se suman a una serie de cifras negativas que mantendrán al Banco de Japón bajo presión para que conserve un agresivo programa de estímulo.

La baja del índice subyacente de precios al consumidor, que incluye a los productos del petróleo pero excluye los valores de los alimentos frescos, estuvo en línea con la estimación promedio del mercado de una caída de un 0,5 por ciento.

La medición, que excluye a los precios de la energía y los alimentos, similar al índice subyacente utilizado en Estados Unidos, se mantuvo estable en septiembre respecto al año previo, mostraron el viernes datos del Gobierno.

Un informe no relacionado mostró que el gasto familiar disminuyó un 2,1 por ciento en septiembre respecto al año previo, incluso después de que la tasa de desempleo bajara a un 3,0 por ciento.

El Banco de Japón (BOJ, por su sigla en inglés) pasó a concentrar el foco de su política monetaria en los tipos de interés en lugar de en la impresión de dinero, tras años de enormes compras de activos que no lograron impulsar el crecimiento y acelerar la inflación hacia su meta de un 2 por ciento.

Con un débil consumo y la presión de la apreciación del yen sobre los precios, el BOJ posiblemente recortará levemente la próxima semana su estimación de inflación para el próximo año fiscal y retrasará la fecha prevista para lograr su meta de precios, dijeron fuentes.

No obstante, la mayoría del mercado espera que el banco central se abstenga de ampliar su estímulo durante su reunión de dos días que terminará el martes, tras modificar su marco de política monetaria a uno que apunte mejor a una lucha de largo plazo contra la deflación.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below