BREAKINGVIEWS-Microsoft aún tiene camino por delante para lograr los múltiplos de Amazon

lunes 24 de octubre de 2016 09:47 CEST
 

Por Robert Cyran

NUEVA YORK (Reuters Breakingviews) - A Microsoft aún le queda mucho para ganarse la admiración que los inversores tienen por Amazon. Los propietarios del gigante de distribución en internet se echan a los brazos de los servicios en nube porque está aumentando sus apartados de ingresos y de beneficio. La tarea difícil que tiene Microsoft por delante es convencer a los inversores de que sacrificar la rentabilidad para construir su propio negocio merece la pena. El crecimiento que mostró en el último trimestre acerca ese objetivo.

La falta de rentabilidad de Amazon no ha molestado a los inversores, ya que el rápido crecimiento se ha financiado internamente. Las acciones del grupo dirigido por Jeff Bezos cotizan a más de 100 veces lo beneficios estimados para este año, según datos de Eikon. Los accionistas parecen creer que en algún momento la empresa será capaz de detener las inversiones y cosechar beneficios como si de un monopolio se tratara.

Amazon Web Services es la parte más convincente de este relato. En el último trimestre, esta división estaba creciendo casi un 60 por ciento en términos anualizados, y es el negocio más rentable de la empresa. Los márgenes operativos eran del 25 por ciento y han subido 8 puntos porcentuales en el último año.

Microsoft tiene ante sí una tarea más difícil. Su principal y maduro negocio de software es increíblemente rentable. La empresa ganó 20.000 millones de dólares en el último año fiscal Sin embargo, una gran parte viene de sistemas operativos y software de oficina instalado en PC. Estos negocios están amenazados ya que los clientes cada vez usan más los dispositivos móviles, que utilizan en mayor proporción sistemas operativos de los competidores. Además, los clientes pueden tener la tentación de utilizar aplicaciones gratuitas de procesamiento de texto y hojas de cálculo, por ejemplo las de Google, filial de Alphabet.

Por ello Satya Nadella, consejera delegada de Microsoft, está invirtiendo a gran escala para darle un impulso a las versiones en nube de los productos de Microsoft, que compiten con Amazon, con la idea de que los beneficios futuros sigan fluyendo. Es una estrategia que funciona, ya que los negocios de nube están expandiéndose con tal rapidez que permiten compensar el descenso en sus negocios clásicos. Azure, la plataforma informática en la nube de Windows, es ahora el doble de grande de lo que lo era hace un año. Pero este proceso daña a los beneficios actuales: los márgenes brutos de Microsoft han caído en alrededor de 15 puntos porcentuales en los últimos cinco años, hasta el 61 por ciento.

El éxito de Amazon está elevando sus márgenes, aunque desde una base baja, apunta a los posibles beneficios que pueden generar los servicios en nube. La dolorosa reducción de márgenes en Microsofrt puede amainar al aumentar estos ingresos. Por eso los inversores elevaron el valor bursátil de Microsofrt en 20.000 millones de dólares, hasta 465.000 millones, tras anunciar los resultados del primer trimestre. Se trata de unas cifras impresionantes, aunque los inversores solo valoran Microsoft en 20 veces sus beneficios previstos, menos de una quinta parte los múltiplos a los que cotiza amazon. Microsoft todavía tiene camino por recorrer.

 
A Microsoft aún le queda mucho para ganarse la admiración que los inversores tienen por Amazon. Los propietarios del gigante de distribución en internet se echan a los brazos de los servicios en nube porque está aumentando sus apartados de ingresos y de beneficio. La tarea difícil que tiene Microsoft por delante es convencer a los inversores de que sacrificar la rentabilidad para construir su propio negocio merece la pena. El crecimiento que mostró en el último trimestre acerca ese objetivo.   En la imagen, el logo de Microsoft en Issy-les-Moulineaux, Francia, el 8 de agosto de 2016. REUTERS/Jacky Naegelen