La aventura biotecnológica de Samsung, a examen

sábado 8 de octubre de 2016 11:42 CEST
 

Por Robyn Mak

HONG KONG (Reuters Breakingviews) - (El autor es columnista de Reuters Breakingviews. Las opiniones expresadas son suyas)

Ha llegado el momento de que la biotecnológica de Samsung pase a revisión bajo el microscópico. Ante la ralentización del crecimiento de los móviles, el líder de facto del conglomerado, Jay Y. Lee, se ha fijado en el naciente mercado de medicamentos hechos a base de células vivas. La venta de hasta 2.000 millones de dólares en acciones en la filial Samsung BioLogics pondrá a prueba el apetito inversor para una tecnología en desarrollo y un modelo de negocio poco conocido.

Los fármacos convencionales están hechos de sustancias químicas, que pueden identificarse fácilmente y copiarse. La producción de compuestos biológicos es mucho más difícil, pues requiere organismos vivos como células de plantas o animales que han de extraerse y purificarse.

Ese es el trabajo de Samsung. El grupo es conocido por su talento en la electrónica de precisión utilizada en la fabricación de semiconductores. Y dado que los fármacos biológicos son sensibles al calor y susceptibles a la contaminación por microbios, las condiciones necesarias para fabricar chips y biofármacos son notablemente parecidas. BioLogics, creada hace 5 años, apuesta a que las farmacéuticas tradicionales externalicen su costoso proceso de fabricación, de manera similar a las empresas de microprocesadores que externalizan la producción a la taiwanesa TSMC. BioLogics ya produce compuestos para Roche y Bristol-Myers Squibb.

Las oportunidades son grandes. Los fármacos biológicos son la parte de mayor crecimiento en la industria farmacéutica y las ventas superaron los 150.000 millones de dólares en 2013, una cifra que podría alcanzar los 290.000 millones de dólares antes de 2020 o, lo que es lo mismo, un 27 por ciento de todo el sector farmacéutico, según Deloitte.

Los riesgos también son grandes. BioLogics ha hecho inversiones por adelantado en plantas y en producción, pese a que no hay garantía de que se generen beneficios sostenidos. La filial registró una pérdida operativa de 204.000 millones de wones (183 millones de dólares) el año pasado con unos ingresos de 91.200 millones de wones. Trabajar con los diversos estándares de calidad y regímenes regulatorios de los diferentes países serán duro. Tampoco está claro que las otras farmacéuticas estén cómodos con la externalización de producción la empresa.

La oferta inicial de acciones dará a los inversores la primera oportunidad de echar un vistazo a BioLogics de cerca. En la parte alta de la horquilla orientativa de precios, la empresa está valorada en más de 8.000 millones de dólares. Los eventuales candidatos decidirán ahora si las ambiciones biotecnológicas de Lee pueden superar la primera prueba.

 
Ha llegado el momento de que la biotecnológica de Samsung pase a revisión bajo el microscópico. En la foto, el logo de Samsung Electronic en su sede centrtl ien Seúl el 4 de abril de 2016. REUTERS/Kim Hong-Ji/File Photo