CEOE y Funcas elevan previsión de PIB español este año, advierten sobre 2017

martes 20 de septiembre de 2016 13:05 CEST
 

MADRID (Reuters) - Dos importantes organizaciones económicas nacionales elevaron el martes sus previsiones de crecimiento para la economía española este año, aunque mantuvieron sus expectativas de una ralentización para el próximo ejercicio y advirtieron del impacto de la parálisis política en las cuentas públicas.

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) revisó al alza por segunda vez este año su previsión de crecimiento para la economía española en 2016 al elevarla en dos décimas hasta el 3,1 por ciento, aunque mantuvo la desaceleración prevista del crecimiento el próximo año en el 2,3 por ciento.

La patronal había elevado en junio su previsión para este año en otras dos décimas hasta el 2,9 por ciento.

La fundación de cajas de ahorros Funcas también elevó el martes en una décima su actual previsión para 2016 hasta el 3,1 por ciento, y mantuvo en el 2,3 por ciento el crecimiento previsto para 2017.

"La ralentización procederá de la demanda nacional, sobre todo del consumo de los hogares y de las administraciones públicas", dijo Funcas en un comunicado, añadiendo que la renta de los hogares podría verse afectada si sube el precio del petróleo.

La CEOE destacó que se estaban agotando los factores que hasta ahora han impulsado la economía española.

"Estos factores son la inflación en tasas negativas, la reforma fiscal, los tipos de interés en mínimos históricos y la mejora de las condiciones de acceso a la financiación", dijo la CEOE en un comunicado.

El propio Gobierno español espera que el PIB crezca un 2,9 por ciento este año, mientras que el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, dijo la víspera en un diario que la economía española crecería por encima del 3 por ciento.

  Continuación...

 
Dos importantes organizaciones económicas nacionales elevaron el martes sus previsiones de crecimiento para la economía española este año, aunque mantuvieron sus expectativas de una ralentización para el próximo ejercicio y advirtieron del impacto de la parálisis política en las cuentas públicas. En la imagen de archivo, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy durante un evento organizado por la CEOE en Madrid, el 18 de junio de 2013. REUTERS/Juan Medina