Los costes de endeudamiento portugueses, en máximos desde febrero

viernes 16 de septiembre de 2016 11:57 CEST
 

Por John Geddie

LONDRES (Reuters) - La prima que Portugal debe pagar respecto a Alemania por endeudarse en los mercados financieros alcanzó su máximo nivel en siete meses, antes de una revisión de rating que servirá como preludio de una prueba más crucial sobre la credibilidad del país el mes que viene.

No se espera que Standard and Poor's cambie su calificación de Portugal el viernes - en bono basura-, pero cualquier advertencia sobre su economía - como la del jueves del supervisor presupuestario de Portugal - podría alimentar el temor de que DBRS elimine la última calificación de grado de inversión del país, que Lisboa necesita para poder participar en las compras de deuda del BCE del 21 de octubre.

Perder el apoyo del banco central podría aumentar las expectativas de un segundo rescate a Portugal en cinco años, mientras el gobierno antiausteridad se enfrenta a una crisis bancaria y los problemas con Bruselas sobre su déficit presupuestario.

Medios locales informaron el jueves de que el primer ministro Antonio Costa rechazó las afirmaciones de que habrá otro rescate, pero analistas en Commerzbank dijeron que la mera mención de la palabra espantaba a inversores.

"Podría convertirse en una profecía autocumplida", dijo David Schnautz, estratega de Commerzbank.

Mientras que otros bonos de la zona euro caían el viernes, el bono a 10 años portugués sumaba 10 puntos básicos al 3,52 por ciento, el más alto desde febrero, cuando surgieron temores sobre la salud de la banca europea.

La subida del jueves supone el mayor aumento desde la votación de Reino Unido a favor de abandonar la Unión Europea del 24 de junio que desestabilizó a los mercados.

Es en este contexto, los inversores están prestando mucha atención a una evaluación rutinaria del rating del país de Standard and Poor's, que saldrá al cierre del mercado el viernes.   Continuación...

 
La prima que Portugal debe pagar respecto a Alemania por endeudarse en los mercados financieros alcanzó su máximo nivel en siete meses, antes de una revisión de rating que servirá como preludio de una prueba más crucial sobre la credibilidad del país el mes que viene. En la imagen, una mujer camina por una calle de Lisboa, el 28 de agosto de 2016.  REUTERS/Rafael Marchante