China debe confiar en reformas para mantener crecimiento económico, dice Xi

sábado 3 de septiembre de 2016 15:21 CEST
 

HANGZHOU, China (Reuters) - China debe confiar en las reformas para ayudar a mantener el crecimiento económico en una tasa mediana a alta en el largo plazo, dijo el presidente Xi Jinping el sábado, en momentos en que el país busca aplicar cambios estructurales que incluyen la reducción de un exceso de la capacidad industrial.

En un foro de negocios antes de la cumbre de líderes del grupo de las 20 economías más grandes del mundo en Hangzhou, Xi dijo que el G-20 debía combinar políticas monetarias y fiscales con reformas estructurales para promover el crecimiento, y advirtió que el aislacionismo no podía resolver los problemas que enfrenta la economía global.

"Debemos confiar en las reformas para mantener una tasa de crecimiento económico mediana a alta (...) China ha dejado en claro la dirección de sus reformas y no dudará; las medidas de reforma avanzarán, no desacelerarán", señaló Xi.

El mandatario chino dijo que los planes para recortar el exceso de capacidad en los sectores del acero y el carbón se basarán en la evaluación del crecimiento económico de China a largo plazo y los ajustes estructurales.

Estados Unidos ha estado presionando a China para que avance en sus esfuerzos por reducir el exceso de capacidad industrial.

"En lo que respecta a los recortes de capacidad, la posición de China es la más fuerte y la más práctica, y cumpliremos nuestras promesas", dijo Xi, quien se comprometió a superar la resistencia a las reformas, que buscan permitir que las fuerzas del mercado jueguen un rol decisivo en la adjudicación de recursos.

China seguirá impulsando la internacionalización del yuan y la apertura gradual de la cuenta de capital, agregó Xi.

 
China debe confiar en las reformas para ayudar a mantener el crecimiento económico en una tasa mediana a alta en el largo plazo, dijo el presidente Xi Jinping el sábado, en momentos en que el país busca aplicar cambios estructurales que incluyen la reducción de un exceso de la capacidad industrial. En la imagen, el presidente chino Xi Jinping en Hangzhou, China, el 3 de septiembre de 2016. REUTERS/Jonathan Ernst