La economía española sigue firme pese a la parálisis política

jueves 25 de agosto de 2016 13:51 CEST
 

Por Carlos Ruano

MADRID (Reuters) - Los datos macroeconómicos en España parecen empeñados en mostrar que la parálisis política del país, con un gobierno en funciones desde enero, no está frenando el impulso de una economía apoyada en la inversión privada, el consumo de los hogares y las exportaciones.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) dijo el jueves que el Producto Interior Bruto (PIB) creció entre abril y junio un 0,8 por ciento intertrimestral, una décima más de lo previsto en el dato adelantado, encadenando doce trimestres seguidos de crecimiento.

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, celebró el auge y dijo en rueda de prensa que no se observan síntomas de desaceleración en el tercer trimestre.

"Entendemos que en el tercer trimestre no hay desaceleración. (Los datos) van a ser muy similares a los del segundo y primer trimestre de este año", dijo Guindos a periodistas.

Aunque el gasto público cayó un 1,6 por ciento entre el primer y el segundo trimestre - el mayor descenso de esta tasa desde el primer trimestre de 2012-, la demanda interna y las exportaciones apoyaron el crecimiento.

La inversión creció un 1,3 por ciento intertrimestral, alcanzando el décimo trimestre consecutivo de crecimiento mientras que el consumo de los hogares enlazó el noveno trimestre de repunte, con un alza del 0,7 por ciento en un trimestre en el que el empleo, en datos de Contabilidad Nacional, creció un 2,9 por ciento.

En cuanto a las exportaciones, la contribución neta de la demanda exterior al PIB trimestral fue de 0,2 puntos.

  Continuación...

 
Los datos macroeconómicos en España parecen empeñados en mostrar que la parálisis política del país, con un gobierno en funciones desde enero, no está frenando el impulso de una economía apoyada en la inversión privada, el consumo de los hogares y las exportaciones. En la imagen, unos turistas observan la bandera española en la plaza de Colón de Madrid, el 10 de marzo de 2016. REUTERS/Susana Vera