26 de julio de 2016 / 16:21 / en un año

Bruselas podría multar a España y Portugal por el déficit y darles más tiempo

Es probable que la Comisión Europea proponga el miércoles multar a España y Portugal por incumplir los objetivos de reducción de sus déficit presupuestarios y que les conceda unos nuevos plazos más largos para reconducir sus cuentas públicas. En la imagen, el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici (izquierda) con el ministro español de Economía Luis de Guindos durante una reunión de ministros de finanzas de la eurozona en Bruselas, Bélgica, 24 de mayo de 2016. REUTERS/Eric Vidal

BRUSELAS (Reuters) - Es probable que la Comisión Europea proponga el miércoles multar a España y Portugal por incumplir los objetivos de reducción de sus déficit presupuestarios y que les conceda unos nuevos plazos más largos para reconducir sus cuentas públicas.

Si la Comisión decide proponer multas, sería la primera vez que lo hace desde la creación de las normas presupuestarias de la UE hace 20 años. Ningún país ha sido multado hasta ahora, a pesar de que algunos, como Francia, han incumplido las normas de la UE en varias ocasiones.

“El Colegio (de Comisarios) volverá a abordar mañana la situación fiscal de España y Portugal,” dijo el portavoz de la Comisión Margaritis Schinas en una rueda de prensa el martes.

“Analizará las medidas que sean necesarias como consecuencia de la decisión del Consejo de que ninguno de estos países ha tomado medidas efectivas para corregir su déficit excesivo”, dijo.

Bajo las reglas de la UE, los gobiernos no pueden incurrir en déficit presupuestarios superiores al 3 por ciento del Producto Interior Bruto, un límite legal que se impuso con el objetivo de que no se debilite el euro como moneda común debido a un exceso del endeudamiento público.

Si la brecha pasa por encima del 3 por ciento, la Comisión establece un plazo para su reducción. Si un gobierno no toma medidas para cumplir el plazo, puede ser multado.

España tenía que situar el déficit por debajo del 3 por ciento este año, pero es probable que se mantenga por encima de esa cota también el año que viene, según las previsiones de la Comisión.

Portugal tenía que reducir su déficit por debajo del 3 por ciento el año pasado, pero el saldo negativo fue del 4,4 por ciento.

Los ministros de Finanzas de la Unión Europea respaldaron este mismo mes el proceso de sanción por déficit excesivo contra España y Portugal, tras lo cual el ejecutivo de la UE debe, en cumplimiento de la normativa, proponer multas equivalentes al 0,2 por ciento de sus respectivos PIB.

Esto supondría 2.160 millones en el caso de España y unos 358 millones para Portugal.

No obstante, las reglas europeas también dan a la Comisión la posibilidad de reducir la multa o renunciar a ella, dependiendo de las circunstancias. Ambos países han enviado cartas a Bruselas alegando motivos para que no haya sanción.

“No creo que haya una multa completa. La única cosa que está clara sobre las multas es que no van a ser del 0,2 por ciento debido a factores atenuantes” dijo una fuente de la UE.

MULTAS SIMBÓLICAS

Algunos miembros de la Comisión sostienen que las multas deben cancelarse por completo, mientras que otros presionan para que se reduzcan al 0,1 por ciento del PIB o incluso menos, a un simbólico 0,02 por ciento.

Se trata de una cuestión muy sensible. España tiene un gobierno en funciones desde diciembre de 2015 y, por tanto, puede argumentar que no tiene capacidad de maniobra para introducir nuevos recortes de gastos.

Por otra parte, existe un creciente sentimiento en toda Europa contra la UE, especialmente respecto a la mano dura de Bruselas en materia presupuestaria, en un momento en el que muchos economistas piden más gasto para estimular el crecimiento económico. Una disputa en este materia podría avivar el fuego.

Por contra, otros argumentan que es necesario mantener las normas presupuestarias, el denominado Pacto de Estabilidad y Crecimiento, con el fin de evitar otra crisis de deuda soberana.

En todo caso, la credibilidad de las reglas ya se ha visto gravemente dañada por la decisión de la Comisión, el año pasado, de no imponer multas a Francia pese a su repetido incumplimiento presupuestario.

Aparte de la cuestión de las multas, es probable que la Comisión proponga el miércoles dar a España dos años más - hasta finales de 2018 - para situar el déficit por debajo del 3 por ciento. En el caso de Portugal, es probable que la extensión sea de sólo un año más, hasta el final de 2016.

Con el fin de ejercer aún más presión sobre los gobiernos que incumplen las reglas, los ministros de la UE pueden congelar parcialmente el flujo de los fondos estructurales para ambos países hasta que se garantice que las dos naciones están tomando medidas eficaces para reducir sus déficit.

Los fondos estructurales son dinero que los países menos ricos reciben del presupuesto de la UE para proyectos, desde el desarrollo de infraestructuras hasta la lucha contra el paro juvenil.

El debate sobre una congelación parcial de los fondos que normalmente se destinarían a España y Portugal en el año 2017 se llevará a cabo en septiembre, cuando el Parlamento Europeo - que tiene que ser consultado - vuelva a la actividad tras el receso veraniego.

Aún se desconoce la cuantía de los fondos que podrían suspenderse. Con todo, el dinero se puede descongelar rápidamente, por ejemplo, si los presupuestos de 2017 muestran la intención de cumplir los compromisos con Bruselas.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below