21 de julio de 2016 / 14:07 / hace un año

El "Brexit" golpea el panorama económico y analistas prevén más estímulos fiscales

La confianza en la situación de la economía global se ha visto golpeada por la decisión de Reino Unido de salir de la Unión Europea y existe una percepción cada vez más patente de que la política monetaria es una fuerza en retirada y que muchos gobiernos ahora necesitan tomar préstamos, mostró un sondeo de Reuters. En la imagen, una bandera de Reino Unido aparece en un local de intercambio de divisas en Sevilla, el pasado 5 de julio de 2016.Marcelo del Pozo

(Reuters) - La confianza en la situación de la economía global se ha visto golpeada por la decisión de Reino Unido de salir de la Unión Europea y existe una percepción cada vez más patente de que la política monetaria es una fuerza en retirada y que muchos gobiernos ahora necesitan tomar préstamos, mostró un sondeo de Reuters.

Las preocupaciones generalizadas por riesgos políticos también están en aumento en todas partes y no se restringen sólo a las repercusiones del "Brexit" y a un fallido golpe de Estado en Turquía. Estados Unidos también está entrando en un período de mayor incertidumbre antes de la elección presidencial de noviembre.

La principal inquietud se centra en que la fase más peligrosa llega en un momento inoportuno, dado que las autoridades de los bancos centrales no tienen el peso que tuvieron tras el colapso de Lehman Brothers para enfrentar otra gran recesión económica o financiera.

"Dado lo frágil que está la economía global casi ocho años después del comienzo de la crisis financiera global, lo último que necesitaba era el tipo de impacto que significó la votación por el 'Brexit' en Reino Unido", escribió la economista global en jefe de HSBC, Janet Henry.

"Sospechamos que la política fiscal probablemente tenga un mayor papel que jugar en muchos países a partir de ahora", añadió.

Sondeos de Reuters entre más de 500 economistas en Asia, Europa y América revelan reducciones, o en el mejor de los casos, estabilidad, en los pronósticos de crecimiento en comparación con encuestas de meses previos, así como también una inflación cada vez más débil en la mayoría de los países.

Incluso en Estados Unidos, donde la mayor parte del optimismo económico se ha enfocado en el mundo desarrollado, ha habido una leve reducción en el panorama de crecimiento y no hay un alza discernible en las expectativas de inflación, pese al sólido mercado laboral.

El panorama para el crecimiento global este año se ha mantenido en un 3,0 por ciento, pero se redujo en una décima porcentual, a 3,2 por ciento, para el 2017, más débil que el 3,4 por ciento proyectado esta semana por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los ministros de Finanzas del G-20 y los jefes de bancos centrales se reunirán en China el fin de semana y seguramente discutirán sobre las repercusiones del "Brexit" y la reducción de opciones de política monetaria.

ESTÍMULOS FISCALES

La mayoría de los economistas consultados dijeron que las economías desarrolladas que puedan hacerlo deberían elevar ahora su gasto fiscal, como lo han hecho recientemente Canadá y Japón.

Al ser consultados sobre qué países necesitan recurrir a alguna forma de expansión fiscal en los próximos seis meses, la mayoría de los economistas mencionaron a grandes países europeos, varios de los cuales aplican actualmente medidas de austeridad. Alemania fue el más votado.

La economía británica volvería a caer en recesión el próximo año tras el "Brexit", lo que llevará al Banco de Inglaterra a recortar los tipos de interés y volver a imprimir dinero el próximo mes.

Ante un panorama económico aún contenido para las grandes economías de la zona euro y el incremento de la incertidumbre tras el "Brexit", el Banco Central Europeo podría tener que extender y reforzar su programa de compras de activos, posiblemente en septiembre.

Los analistas no prevén que las economías de mercados emergentes tengan un desempeño mucho mejor. Brasil saldría de la recesión el próximo año, mientras que Sudáfrica mantendría un crecimiento débil y una inflación persistentemente alta.

El crecimiento económico de China se enfriaría a un 6,5 por ciento este año y a un 6,3 por ciento en 2017, pese a que el Gobierno está aumentando el gasto fiscal y el banco central aplica una política monetaria más expansiva para impedir una desaceleración más fuerte.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below