Swatch emite 'profit warning'; atentados en Francia ensombrecen perspectivas

viernes 15 de julio de 2016 11:51 CEST
 

Por Silke Koltrowitz

ZURICH (Reuters) - Swatch Group, el mayor fabricante de relojes del mundo, advirtió a los inversores de que su beneficio se reduciría al menos a la mitad en el primer semestre del año al bajar las ventas en Hong Kong y Europa, hundiendo sus acciones casi un 12 por ciento.

El fabricante suizo está lidiando con una débil demanda ya que menos turistas chinos compran en Hong Kong y Europa debido a que el temor a atentados les ha desalentado a la hora de viajar. La fortaleza del franco suizo también ha elevado los costes de producción de los relojes suizos.

El mortal atentado en la ciudad francesa de Niza el jueves por la noche, cuando un camión se empotró contra una multitud que celebraba el día de la Bastilla matando a más de 80 personas, añadió presión a las empresas de artículos de lujo y viajes.

"Francia parece difícil y es probable que continúe estando difícil", dijo el consejero delegado de Swatch Group Nick Hayek a Reuters en una entrevista telefónica.

"Es un mercado importante. Es donde los turistas inician sus viajes a la mayoría de países europeos".

París, sacudido por los atentados islamistas del pasado noviembre, es un importante destino de compras para los turistas, muchos procedentes de China, y el 'profit warning' de Swatch supone el inicio de lo que probablemente sea una temporada de resultados pesimista para la industria del lujo.

"Niza va a dañar más el sector. Los turistas no quieren venir a Europa y en concreto a Francia durante el verano", dijo el analista de Kepler Cheuvreux Jon Cox.

Las acciones de Swatch, entre cuyas marcas se incluyen Omega y Longines, bajaban un 11,6 por ciento a 256 francos suizos a las 0844 GMT, acumulando una caída del 17 por ciento en lo que va de año, más un 21 por ciento el anterior.

Las ventas netas globales probablemente han bajado alrededor de un 12 por ciento en el primer semestre del año, dijo el grupo en un comunicado, lo que arrastra el ebitda y el resultado neto un 50 ó 60 por ciento a la baja.

Añadiendo presión a los márgenes, Swatch dijo que no tenía planes de recortar personal y que planeaba mantener las inversiones en nuevos productos y marketing. Swatch emplea a más de 36.000 personas en unos 50 países.

 
Swatch Group, el mayor fabricante de relojes del mundo, advirtió a los inversores de que su beneficio se reduciría al menos a la mitad en el primer semestre del año al bajar las ventas en Hong Kong y Europa, hundiendo sus acciones casi un 12 por ciento. En la imagen, el logo del grupo suizo en la calle Bahnhofstrasse de Zurich, el 15 de julio de 2016.  REUTERS/Arnd Wiegmann