El "brexit" agita el mercado inmobiliario londinense

lunes 4 de julio de 2016 11:53 CEST
 

Por Ana Nicolaci da Costa

LONDRES (Reuters) - La decisión del Reino Unido de salir de la Unión Europea ha dañado el sector inmobiliario en la última semana, provocando la congelación de los préstamos a los compradores por parte de un banco extranjero y el abandono de acuerdos comerciales.

Sin embargo, al mismo tiempo algunos extranjeros están aprovechando la caída de la libra tras la consulta para realizar compras a precios que consideran de ganga.

El mercado de vivienda de Londres ha sido durante mucho tiempo un imán para los inversores, ya sea con casas extravagantes o emblemáticos edificios comerciales, y los precios en la capital llevan años disparados.

La clave para los inversores extranjeros será comprobar si la depreciación de la libra es suficientemente atractiva para compensar el vacío político, la esperada ralentización económica y las incertidumbres sobre el acceso al mercado tras el voto de los ciudadanos británicos a favor de salir de la UE.

El United Overseas Bank de Singapur ha detenido de manera temporal la concesión de hipotecas para viviendas en Londres. Otros bancos asiáticos han advertido también sobre los posibles riesgos de inversión.

Para los inversores británicos, la incertidumbre puede resultar prohibitiva, pese a que por lo general se considera que la vivienda es más rentable que otros activos seguros, dada la escasez de oferta.

"Sé que numerosos acuerdos se han venido abajo o ciertamente se han retrasado", dijo Paul Firth, jefe del área inmobiliaria de la firma de abogados Irwin Mitchell LLP. "Todo el mundo se está tomando una pausa de momento para esperar a que se establezca una nueva normalidad".

En un caso, la compra de un centro comercial por parte de un fondo de capital riesgo de EEUU por valor de 30 millones de libras se retrasó tras el referéndum por un periodo de al menos un par de meses a la espera de que el mercado se estabilice.   Continuación...

 
La decisión del Reino Unido de salir de la Unión Europea ha dañado el sector inmobiliario en la última semana, provocando la congelación de los préstamos a los compradores por parte de un banco extranjero y el abandono de acuerdos comerciales. En la imagen de archivo, edificios del distrito financiero londinense de Canary Wharf. REUTERS/Toby Melville/File Photo