CNMV pide aclaraciones a FCC por la valoración de Cementos Portland

miércoles 29 de junio de 2016 18:36 CEST
 

Por Andrés González y Robert Hetz

MADRID (Reuters) - El regulador bursátil español ha pedido explicaciones a FCC por las diferencias que existen entre el valor en libros de su filial Cementos Portland y el precio de la opa de exclusión que el grupo quiere lanzar sobre ella.

Fuentes conocedoras del proceso y analistas indican que la diferencia entre ambos valores podría conducir a FCC a elevar su oferta sobre Portland o ajustar sustancialmente el valor de la cementera y ejecutar una nueva provisión.

No es la primera vez que FCC o su accionista principal, el magnate mexicano Carlos Slim, se ven vinculados a un proceso de estas características.

Slim subió a principios de año su oferta por la filial inmobiliaria de FCC Realia después de que surgieran dudas por parte del regulador sobre el valor de su oferta inicial.

Slim recibió el miércoles el visto bueno de la CNMV para su oferta por hacerse con el control total de FCC, un proceso que que se ha demorado más de un mes y que algunos accionistas consideraban baja.

En el caso de Cementos Portland, FCC ofrece 6 euros por cada acción de la cementera para hacerse con el 21 por ciento que no posee de Portland y sacarla de la bolsa.

Esta oferta valora Portland en algo más de 310 millones de euros, un precio que dista a los 673 millones de euros con los que el grupo la valora en sus propios libros.

La junta de Cementos Portland aprobó el miércoles en junta de accionistas la oferta pero la Asociación Española de Accionistas Minoritarios de Empresas Cotizadas (AEMEC) ya ha dicho que considera que el precio ofrecido por FCC no es justo.   Continuación...

 
El regulador bursátil español ha pedido explicaciones a FCC por las diferencias que existen entre el valor en libros de su filial Cementos Portland y el precio de la opa de exclusión que el grupo quiere lanzar sobre ella. Imagen del magnate mexicano Carlos Slim dando un discurso en el museo de Soumaya en la Ciudad de Mexico, el 15 de junio de 2016. REUTERS/Henry Romero