21 de junio de 2016 / 7:37 / en un año

Masmovil compra Yoigo para consolidarse como cuarto operador español

La operadora Masmovil dijo el martes que ha acordado adquirir a su rival Yoigo, controlada por el grupo sueco Telia, en una operación que valora a Yoigo en 612 millones de euros. En la imagen de archivo, una tienda de Yoigo en Madrid.Andrea Comas

MADRID (Reuters) - Masmovil dio el martes un paso decisivo en su estrategia de convertirse en el cuarto operador de telecomunicaciones de España con la compra de Yoigo, una operación que le permitirá multiplicar su Ebitda hasta los 108 millones de euros y superar los 4,2 millones de clientes.

Con esta adquisición, Masmovil pone la guinda a una frenética actividad corporativa con la compra y despliegue de líneas de fibra óptica y ADSL para ofrecer servicios integrados, adquiriendo también operadores virtuales como Pepephone para aumentar su base de clientes.

"Hay una gran oportunidad para un operador 'challenger', un operador alternativo para desplegar infraestructura fija", dijo el consejero delegado de Masmovil, Meinrad Spenger.

El grupo financia este crecimiento exponencial con deuda y apelando a sus accionistas.

En el caso de la compra de Yoigo, que valora la sociedad en 612 millones de euros deuda incluida, utilizará en un 40 por ciento capital e instrumentos híbridos y en un 60 por ciento deuda senior y subordinada.

Las acciones de Masmovil subían casi un ocho por ciento tras el anuncio, con una capitalización bursátil de unos 278 millones de euros.

El jueves está previsto que celebre junta de accionistas para aprobar una ampliación de capital de 230 millones de euros, con exclusión del derecho de suscripción preferente, que utilizará para financiar las últimas adquisiciones.

La ampliación supone casi duplicar capital de la compañía, aunque el precio de emisión de los títulos -- 19,55 euros por acción-- está por debajo de los 21 euros a los que cotizaba el martes, lo que hace atractivo acudir a la misma.

ESTRUCTURA COMPLEJA PARA NO AFLORAR MINUSVALÍAS

La operación permitirá que el operador nórdico Teliasonera salga del capital de Yoigo, un negocio que ha intentado vender en varias ocasiones ante sus dificultades para rentabilizarlo.

Yoigo nunca ha logrado una cuota de mercado significativa -- actualmente es inferior al 7 por ciento -- y desde su creación ha intentado luchar vía precios a costa de sacrificar márgenes, una estrategia que se ha encontrado con la competencia de los operadores virtuales, más rentables al no tener que mantener una red propia.

Telia venderá su participación del 76,56 por ciento directamente, mientras que los socios minoritarios españoles de Yoigo -- ACS (17 por ciento), FCC (3,44 por ciento) y Abengoa (3 por ciento) -- ejecutarán la operación cambiando acciones y préstamos participativos por un crédito por un valor total 261 millones de euros convertibles en acciones de Masmovil.

Con esta fórmula los socios españoles evitan aflorar las pérdidas que implicaría una venta directa ya que algunos, como ACS, tenían contabilizada la participación muy por encima del precio de venta acordado.

APUESTA ARRIESGADA AL CARECER DE UNA RED FIJA POTENTE

Los analistas consideran que la apuesta de Masmovil entraña riesgos, ya que ha realizado un gran desembolso por un operador que carece de infraestructura fija, la gran carencia del grupo en un mercado necesita de estas redes para ofrecer servicios convergentes.

Yoigo cuenta con licencias móviles pero ha sufrido en los últimos años para rentabilizar sus operaciones por no tener infraestructura fija en un mercado en el que los usuarios demandan paquetes con voz y datos móviles e Internet de alta velocidad en el hogar.

"Masmovil quiere vender servicios integrados pero su red fija es limitada. Será difícil rentabilizar la compra si los precios mayoristas de acceso a la fibra de Telefónica son elevados", dijo un analista del sector que pidió el anonimato.

Todavía no se conocen los precios mayoristas que fijará la CNMC a Telefónica para que alquile sus redes de fibra óptica en las ciudades reguladas -- alrededor de un 40 por cierto de su red -- y que podrán ser alquilados para que los operadores sin red puedan dar servicios de Internet a muy alta velocidad.

"Ya han ganado tamaño y masa crítica. Ahora tendrán ver como lo rentabilizan", agregó.

Masmovil tiene actualmente 733.000 hogares con fibra y quiere llegar a los 2,3 millones en tres años, mientras que utiliza la red de Jazztel para proporcionar servicios de ADSL.

El grupo estima que conseguirá ahorros de costes de 60 millones de euros hasta 2019 y asumirá unos costes de integración de 50 millones de euros en los próximos tres años.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below