15 de junio de 2016 / 7:37 / en un año

Regulador francés duda de necesidad del gasoducto MidCat entre España y Francia

Un nuevo gasoducto entre Francia y España no aumentaría la seguridad de suministro de gas en Francia ni en Europa y podría elevar los precios que pagan los consumidores, dijo el miércoles el regulador francés CRE. En la imagen de archivo, el logo de Enagás en su sede de Madrid, el 18 de marzo de 2016.Andrea Comas

PARÍS (Reuters) - Un nuevo gasoducto entre Francia y España no aumentaría la seguridad de suministro de gas en Francia ni en Europa y podría elevar los precios que pagan los consumidores, dijo el miércoles el regulador francés CRE.

En un informe sobre las interconexiones de gas y electricidad transfronterizas de Francia, CRE dijo que veía poca necesidad para un nuevo gasoducto, que la Unión Europea dice ayudaría a reducir la dependencia europea de las importaciones de gas ruso al aliviar un cuello de botella existente en los Pirineos.

El grupo de transporte de gas italiano Snam ha dicho que su filial francesa TIGF quiere invertir en la nueva interconexión Midcat en el Pirineo oriental, que duplicaría la capacidad de intercambio de gas de España y Francia.

La Comisión francesa de Regulación de la Energia (CRE) dijo que el proyecto Midcat costaría casi 3.000 millones de euros ($3.360 millones), de los que 2.000 millones corresponderían a Francia, para impulsar la capacidad de importación y exportación de gas a aproximadamente el 15 por ciento del consumo de gas en Francia y España.

"A la luz de la demanda estable y el exceso de capacidad de los últimos años, un proyecto tan costoso no debería crear un riesgo excesivo para los consumidores", dijo la CRE.

El regulador galo añadió que los operadores de la red de gas, entre ellos el español Enagás, deberían establecer si existe necesidad de nueva capacidad de infraestructuras, algo que consideró poco probable en el entorno del mercado actual.

La CRE también dijo que debían detallarse los costes y beneficios para cada país y cada uno debería asignar un apoyo financiero proporcional al beneficio que podrían esperar del proyecto.

El presidente de la CRE, Philippe de Ladoucette, dijo a Reuters que en los últimos cinco años España no había exportado ni un sólo metro cúbico de gas a Francia.

"El comisario español impulsa este proyecto, pero a día de hoy no hay necesidad para el mismo", dijo, añadiendo que el Midcat tampoco mejoraría la seguridad de suministro de la UE.

El comisario de Energía y Cambio Climático de la UE, Miguel Arias Cañete se reunió con ministros del sector de España y Francia en París el año pasado para debatir sobre nuevas interconexiones de electricidad y gas entre los dos países.

España tiene potencial para reducir la dependencia europea del gas ruso al contar con una cadena de terminales de GNL y gasoductos procedentes de África con capacidad combinada para importar cerca de 80 bcme (miles de millones de metros cúbicos), más de tres veces más del consumo anual del país.

Las empresas energéticas españolas se han quejado de que Francia no está haciendo lo suficiente para impulsar las interconexiones a través de los Pirineos.

La CRE juega un papel clave a la hora de fijar las tarifas de las redes de gas y electricidad, así como las rentabilidades financieras de los operadores de red.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below