Merkel y Li restan importancia a tensiones sobre estatus comercial chino

lunes 13 de junio de 2016 09:17 CEST
 

Por Ben Blanchard y Andreas Rinke

PEKÍN (Reuters) - China no quiere una guerra comercial con Europa, dijo el primer ministro chino Premier Li Keqiang el lunes en una rueda de prensa con la canciller alemana Angela Merkel, que pidió más conversaciones con Pekín sobre el estatus de su economía de mercado bajo la Organización Mundial del Comercio.

Pekín considera que Alemania, el mayor socio comercial chino en la Unión Europea, es un miembro influyente en la Unión Europea sobre el asunto políticamente sensible de su estatus de economía de mercado.

China acordó cuando entró en la OMC en 2001 que algunos países podrían usar comparaciones a menudo ventajosas con terceros mercados para determinar si las importaciones chinas se están vendiendo a precios reducidos.

Esa provisión va a expirar automáticamente en diciembre, pero en Europa sigue existiendo indignación por el hecho de que Pekín compita con industrias extranjeras con artículos muy subsidiados, en concreto con su masiva sobrecapacidad en sectores como el acero.

China se mantiene firme en su defensa de que los países deben cumplir el acuerdo alcanzado hace 15 años, y la reticencia de Europa a renunciar a un método para defenderse de las importaciones chinas baratas ha creado una disputa en la OMC y la perspectiva de una mayor fricción comercial.

"China ya ha cumplido sus obligaciones al unirse a la OMC. Lo que hace falta ahora es que otros países cumplan las obligaciones equivalentes que han firmado", dijo Li.

Merkel, que el domingo comenzó su noveno viaje a China desde que asumió el cargo, dijo que ambas partes deberían evitar un debate emocional sobre el asunto.

Alemania está abierta a las inversiones extranjeras y espera lo mismo de China, dijo.

 
China no quiere una guerra comercial con Europa, dijo el primer ministro chino Premier Li Keqiang el lunes en una rueda de prensa con la canciller alemana Angela Merkel, que pidió más conversaciones con Pekín sobre el estatus de su economía de mercado bajo la Organización Mundial del Comercio. En la imagen, la canciller alemana Angela Merkel (izq.) charla con el primer ministro chino Li Keqiang durante una ceremonia en el Gran Salón del Pueblo en Beijing, China, 13 de junio de 2016. REUTERS/Wang Zhao/Pool