8 de junio de 2016 / 14:07 / en un año

Un tribunal tumba decreto de región de Madrid que limitaba actividad de Airbnb

Un juez de Madrid ha anulado un decreto de la Comunidad de Madrid que impedía contratar una vivienda de uso turístico por un periodo inferior a cinco días, una medida que limitaba la actividad de plataformas de alquiler vacacional como Airbnb. Figuras de personas imprimidas en 3D frente a un logo de Airbnb, en una ilustración fotográfica realizada el 8 de junio de 2016.Dado Ruvic/Illustration

MADRID (Reuters) - Un juez de Madrid ha anulado un decreto de la Comunidad de Madrid que impedía contratar una vivienda de uso turístico por un periodo inferior a cinco días, una medida que limitaba la actividad de plataformas de alquiler vacacional como Airbnb.

"Los magistrados estiman que la disposición de no poder contratar por un periodo inferior a cinco días es una restricción de la competencia que no está justificada ni en la protección al usuario turístico ni en el combate a la opacidad fiscal, motivos que aduce la administración para regular la normativa ahora anulada", dijo en una nota de prensa el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

La sentencia la dictó la sección octava de la sala de lo contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Madrid en respuesta a un recurso presentado por la Asociación Madrid Aloja, una asociación que según su web agrupa particulares y pequeños propietarios de alquiler vacacional.

La medida, aprobada en 2014 por el gobierno del Partido Popular en la región, permitía al sector hotelero quedarse con los turistas que visitaban la capital solo durante un fin de semana, un jugoso mercado al que de esta manera no podían acceder plataformas de alquiler de viviendas como Airbnb.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha criticado en numerosas ocasiones las restricciones contempladas por las regulaciones locales a las viviendas turísticas y también la Comisión Europea se ha pronunciado recientemente en contra de limitar la actividad de servicios de "economía colaborativa" como el de transporte de Uber o el de Airbnb.

Por su parte, el sector hotelero ha denunciado que la proliferación de estas ofertas contribuye al encarecimiento de los alquileres en los barrios céntricos de las grandes ciudades, al tiempo que señala la pérdida de impuestos para el Estado por la falta de control fiscal en estos apartamentos y alerta sobre peligros de una actividad no regulada.

En un momento de fuerte auge del turismo en España, las viviendas de uso turístico se han convertido en un serio rival para el sector hotelero, no solo por la creciente demanda de alojamientos alternativos sino también por la fuerte diferencia de precios entre hoteles y apartamentos.

SE MANTIENE LA RESTRICCIÓN EN BERLÍN

La sentencia española ha coincidido en el tiempo con el pronunciamiento jurídico sobre un caso similar en Berlín, aunque esta vez un tribunal germano sí ratificó la decisión del ayuntamiento de la ciudad de prohibir el alquiler de viviendas a corto plazo, motivado por argumentos diferentes.

"La disponibilidad de vivienda asequible se encuentra severamente amenazada en toda la ciudad de Berlín y la regulación está por tanto justificada", explicó el juez en el fallo.

Las personas que alquilen su vivienda en la capital alemana por periodos inferiores a dos meses se enfrentan a multas de hasta 100.000 euros. Aunque los caseros pueden solicitar un permiso, funcionarios del ayuntamiento han dicho que se rechazan el 95 por ciento de las peticiones.

Airbnb, en cuya página web figuran 11.700 apartamentos en Berlín, no estuvo entre los grupos de alquiler vacacional que recurrieron la norma, pero un portavoz de la empresa dijo antes de conocerse la sentencia que ésta podría afectar sus negocios y que la seguiría de cerca.

Las autoridades berlinesas estiman que un total de 15.000 apartamentos han salido del mercado de alquiler de la ciudad para ser operados como viviendas turísticas. Funcionarios municipales aseguran que ante la subida de los alquileres y un significativo déficit de casas, no tuvieron otro remedio que imponer las medidas.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below