La OPEP fracasa en acordar una nueva política de producción

viernes 3 de junio de 2016 07:39 CEST
 

Por Reem Shamseddine y Rania El Gamal y Alex Lawler

VIENA (Reuters) - La OPEP fracasó el jueves en su intento por acordar una estrategia clara de producción petrolera, ya que Irán insistió en aumentar fuertemente su suministro, aunque su máximo rival Arabia Saudí prometió no inundar el mercado con barriles adicionales e intentó tender puentes en la organización.

Las tensiones entre el reino musulmán suní y la república islámica chií frustraron varias reuniones anteriores de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), incluida la de diciembre de 2015, cuando el grupo no pudo fijar un objetivo formal de producción por primera vez en años.

No obstante, las asperezas disminuyeron el jueves cuando el nuevo ministro de Energía de Arabia Saudí, Khalid al-Falih, mostró que Riad quería ser más conciliador y su par iraní, Bijan Zanganeh, mantuvo sus críticas a Riad en un mínimo inusual.

Asimismo, en un compromiso poco habitual, la OPEP decidió por unanimidad nombrar al nigeriano Mohammed Barkindo como el nuevo secretario general del grupo tras años de fricciones por la designación del cargo.

El Ministerio de Energía de Catar afirmó más tarde que los miembros de la OPEP acordaron reunirse en septiembre en Argelia, en los márgenes de un foro global de energía.

Arabia Saudí y sus aliados del Golfo Pérsico trataron de proponer a la OPEP la fijación de un nuevo límite de producción colectiva, en un intento por restablecer la importancia del cártel. Pero la reunión concluyó sin una nueva política ni un techo a la producción en medio de la resistencia de Irán.

Pese al revés, Arabia Saudí intentó calmar los temores del mercado de que el hecho de no alcanzar un acuerdo llevaría al mayor productor de la OPEP, cuyo suministro ya está en niveles récord, a elevar aún más su bombeo para castigar a sus rivales y ganar cuota de mercado adicional.

"Vamos a ser muy moderados en nuestro enfoque y nos aseguraremos de no agitar al mercado de manera alguna", dijo Falih a la prensa. "No hay razón para esperar que Arabia Saudí vaya a continuar con una campaña de aumentar los suministros", agregó al ser consultado sobre si Riad podría elevar su oferta.   Continuación...

 
La OPEP fracasó el jueves en su intento por acordar una estrategia clara de producción petrolera, ya que Irán insistió en aumentar fuertemente su suministro, aunque su máximo rival Arabia Saudí prometió no inundar el mercado con barriles adicionales e intentó tender puentes en la organización.  En la imagen, el ministro del Petróleo iraní Bijan Zanganeh (I) habla con periodistas antes de la reunión de ministros del Petróleo de la OPEP en Viena, Austria, el 2 de junio de 2016.   REUTERS/Leonhard Foeger