31 de mayo de 2016 / 6:37 / hace un año

El PIB de Brasil habría caído en primer trimestre en segundo año de recesión

La economía brasileña probablemente se contrajo por quinto trimestre consecutivo a comienzos de 2016, debido a que un proceso de juicio político contra la suspendida presidenta Dilma Rousseff paralizó las inversiones y llevó al país más cerca de su peor recesión desde que se guardan registros. En la imagen, un trabajador empuja cajas con comida en un mercado callejero de Río de Janeiro, el 6 de mayo de 2016.Pilar Olivares

La economía brasileña probablemente se contrajo por quinto trimestre consecutivo a comienzos de 2016, debido a que un proceso de juicio político contra la suspendida presidenta Dilma Rousseff paralizó las inversiones y llevó al país más cerca de su peor recesión desde que se guardan registros.

Datos oficiales que serán divulgados el miércoles probablemente muestren que el Producto Interior Bruto (PIB) de Brasil cayó un 0,8 por ciento desestacionalizado en el primer trimestre con respecto a finales de 2015, después de contraerse un 1,4 por ciento en el último trimestre del 2015, según la media estimada por 21 economistas en un sondeo de Reuters.

En una comparación anual, el PIB brasileño probablemente cayó 6,0 por ciento respecto al primer trimestre del 2014, tras un declive de un 5,9 por ciento en el cuarto trimestre.

Los indicios de que la economía de Brasil continuó empeorando a comienzos del 2016 reforzaron las expectativas de una contracción del PIB de un 4 por ciento por segundo año consecutivo. La recesión, la peor para la economía más grande de América Latina desde la década de 1930, podría convertirse en la más grave registrada si continúa ese escenario.

Los economistas esperan que la economía brasileña toque fondo en la segunda mitad de este año en momentos en que una debilitada moneda impulsa las exportaciones y las compañías venden el exceso de inventario.

El juicio del Senado a Rousseff, suspendida este mes para enfrentar cargos por violar leyes presupuestarias, probablemente durará hasta septiembre, alimentando la incertidumbre política.

"La recuperación de Brasil debería comenzar en el 2017. La perspectiva para Brasil sugiere que el 2016 será un año difícil, ya que el desempleo pesará en el consumo de los hogares, el Gobierno limitará el gasto y se debilitará la confianza empresarial", dijeron analistas de JP Morgan en un informe.

La inversión probablemente disminuirá por undécimo trimestre consecutivo, posiblemente en más de un 6 por ciento en una base trimestral, según estimaciones de Itaú Unibanco.

La demanda de los hogares probablemente también cayó en el primer trimestre, debido a que el desempleo siguió aumentando rápidamente. La consultora MCM, con sede en Sao Paulo, prevé un declive de 0,6 por ciento en el consumo ya que las compañías eliminaron más de 100.000 empleos por mes en el primer trimestre del 2016.

Las exportaciones y la producción agrícola fueron probablemente los únicos puntos positivos debido a que la moneda brasileña continuó cerca de mínimos récord, dijeron los economistas.

"Las perspectivas para las exportaciones se espera que mejoren al mejorar los precios de las materias primas", dijo Dev Ashish, un economista de Societe Generale. "Sin embargo, debido a un crecimiento más lento de la demanda global, no vemos que el crecimiento de las exportaciones se estabilice lo suficiente como para iniciar un ciclo de inversión", agregó.

Información de Silvio Cascione, editado en español por Patricia Ávila

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below