28 de mayo de 2016 / 11:57 / en un año

Se necesitan nuevos incentivos para desarrollar antibióticos contra superbacterias

Las farmacéuticas están renovando sus esfuerzos para desarrollar medicamentos para combatir las bacterias resistentes a los antibióticos que están apareciendo, pero es poco probable que se desarrollen nuevas clases de fármacos sin nuevos incentivos financieros que merezcan el esfuerzo inversor, dijeron compañías y expertos del sector. En la imagen, el primer ministro británico David Cameron habla con el presidente del Banco de Japón Jim Yong Kim durante la reunión del G7 celebrado en Ise Shima, Japón, el 27 de mayo de 2016.Carlos Barria

NUEVA YORK (Reuters) - Las farmacéuticas están renovando sus esfuerzos para desarrollar medicamentos para combatir las bacterias resistentes a los antibióticos que están apareciendo, pero es poco probable que se desarrollen nuevas clases de fármacos sin nuevos incentivos financieros que merezcan el esfuerzo inversor, dijeron compañías y expertos del sector.

Investigadores militares de Estados Unidos anunciaron el jueves el primer caso en Estados Unidos de un paciente con una infección que demostró ser resistente al tratamiento con colistina, un antibiótico que a menudo se reserva para cuando falla todo lo demás.

Esto ha puesto de relieve la urgencia de nuevas medicinas que puedan combatir lo que funcionarios de salud denominan "bacterias de pesadilla".

Las farmacéuticas reconocieron el viernes que sin una nueva forma de incentivarlas, no tiene sentido económico para estas compañías inyectar recursos importantes en el desarrollo de nuevos antibióticos.

"El retorno de la inversión basado en el modelo comercial actual no es realmente proporcional al esfuerzo que hay que poner en él", dijo David Payne, responsable del grupo de antibióticos de GlaxoSmithKline PLC.

Otras compañías farmacéuticas expresaron un sentimiento similar. En enero, unas 80 empresas de fármacos y diagnóstico, entre ellas Pfizer Inc, Merck & Co, Johnson & Johnson y Glaxo, firmaron una declaración pidiendo la cooperación entre los gobiernos y las empresas para crear incentivos para revitalizar la investigación y el desarrollo de nuevos antibióticos.

Proponían un nuevo modelo de negocio en el que el beneficio no estaría vinculado a más ventas. Por ejemplo, los gobiernos y las organizaciones de salud podrían ofrecer pagos totales para el desarrollo de un nuevo antibiótico exitoso. Un panel del gobierno británico sugirió este mes ofrecer a las compañías farmacéuticas hasta 1.500 millones de dólares para el desarrollo con éxito de un nuevo antibiótico.

Sólo en Estados Unidos, las bacterias resistentes a los antibióticos causan 2 millones de infecciones graves y 23.000 muertes al año, según funcionarios de salud de Estados Unidos.

El actual uso excesivo y descontrolado de antibióticos por parte de médicos y hospitales, a menudo cuando no son necesarios, y el uso generalizado de antibióticos en piensos para el ganado han contribuido a la evolución de bacterias resistentes a los mismos.

Pero en los últimos años, los principales fabricantes de medicamentos han invertido la mayor parte de sus presupuestos para investigación en medicamentos altamente rentables para combatir el cáncer, las enfermedades raras y la hepatitis C. Estos fármacos no sólo alcanzan precios altos, sino que por lo general también se utilizan durante mucho más tiempo que los antibióticos.

CAMERON PIDE ACTUAR AL G7

El debate sobre los antibióticos se ha colado inesperadamente en la cumbre del G7 que estos días se celebra en Japón. Reino Unido dijo el viernes que los siete países más industrializados del mundo tenían que hacer más para combatir superbacterias mortales como la dada a conocer en Estados Unidos esta semana.

El primer ministro británico, David Cameron, dijo que el G7 tenía que abordar este asunto reduciendo el uso de antibióticos y recompensando a las compañías farmacéuticas para que desarrollen nuevos fármacos.

"En demasiados casos, los antibióticos han dejado de hacer efecto. Esto significa que la gente muere de enfermedades o infecciones simples como tuberculosis, tétanos, sepsis, infecciones que deberían suponer una sentencia de muerte", dijo ante periodistas en Japón.

"Si no hacemos nada, se producirá un impacto acumulativo en la economía mundial de 100 billones de dólares y es potencialmente el fin de la medicina moderna tal y como la conocemos".

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below