Popular vuelve a ampliar capital y suspender dividendo para librarse del ladrillo

jueves 26 de mayo de 2016 15:21 CEST
 

Por Jose Elías Rodríguez y Jesús Aguado

MADRID (Reuters) - Igual que hace cuatro años, Banco Popular destempló el jueves a sus accionistas al anunciar una ampliación de 2.500 millones de euros y poner el dividendo en la nevera, en un segundo intento de borrar de su balance los estragos del ladrillo e impulsar la rentabilidad de su negocio tradicional.

Popular reconoció que una serie de "incertidumbres" no identificadas que enfrenta este año probablemente le llevarán a provisionar unos 4.700 millones de euros para aumentar su tasa de cobertura inmobiliaria del 38 al 50 por ciento, saneamientos que provocarán pérdidas contables este año y le forzarán a suspender el dividendo hasta el que viene.

"Nos estamos adelantando a un entorno más complicado para fortalecer nuestro negocio 'core' ... que genera un ROTE (retorno sobre capital tangible) de más del 14 por ciento", dijo el presidente Ángel Ron, en una entrevista telefónica con Reuters, aludiendo a sus fortalezas en pymes, autónomos y en consumo.

Según explicó el banco, a efectos de solvencia las pérdidas quedarían íntegramente cubiertas con la ampliación que, a los precios del jueves, supone más del 60 por ciento de la capitalización de la entidad (4.120 millones de euros).

La operación, que se produce en un momento de nuevas exigencias regulatorias que algunos bancos consideran excesivas en términos de capital y provocaba un descenso histórico de la acción, persigue apuntalar el capital de Popular y triplicar la rentabilidad (ROTE) en un plazo de tres años.

"Creemos que esta estrategia va a tener éxito porque con la ampliación de capital nos va a permitir acelerar la desinversión de activos no rentables de una forma muchísimo más contundente", dijo su presidente.

La entidad española con mayor exposición al ladrillo - que en el pasado incluso llegó a manejar la posibilidad de crear un banco malo para aparcar estos activos - busca con la operación acelerar la venta de 15.000 millones de euros en activos inmobiliarios "improductivos" hasta 2018 para centrarse en su negocio tradicional.

"Nuestro modelo en pymes, en autónomos, en consumo, lo vamos a poder potenciar, y va a permitir incrementar significativamente la rentabilidad del grupo y tener un perfil de generación orgánica de capital muy importante", dijo.   Continuación...

 
Igual que hace cuatro años, Banco Popular destempló el jueves a sus accionistas al anunciar una ampliación de 2.500 millones de euros y poner el dividendo en la nevera, en un segundo intento de borrar de su balance los estragos del ladrillo e impulsar la rentabilidad de su negocio tradicional. En la imagen de archivo, un hombre junto al logo de Popular durante una presentaciónd e resultados de la entidad en Madrid,. REUTERS/Sergio Pérez