24 de mayo de 2016 / 7:17 / hace un año

Ministro de Economía francés dice que la reforma laboral debería ser más dura

La reforma laboral francesa que ha provocado huelgas y ha dividido a la mayoría del gobierno socialista necesita ir más lejos, según Emmanuel Macron, el ministro de Economía que es considerado un potencial candidato para las elecciones presidenciales del año que viene. En la imagen, el ministro de Economía francés Emmanuel Macron abandona el Palacio del Elíseo en París, Francia, el 11 de mayo de 2016. REUTERS/Gonzalo Fuentes

PARÍS (Reuters) - La reforma laboral francesa que ha provocado huelgas y ha dividido a la mayoría del gobierno socialista necesita ir más lejos, según Emmanuel Macron, el ministro de Economía que es considerado un potencial candidato para las elecciones presidenciales del año que viene.

En una entrevista publicada en la edición del martes de Les Echos, Macron mostró sus credenciales reformistas y favorables a las empresas, pidiendo una mayor flexibilización de la negociación colectiva por parte de los sindicatos en áreas que incluyen los salarios de los trabajadores.

“Las negociaciones de los trabajadores deberían ocurrir tan cerca como sea posible al nivel de la compañía”, dijo al diario económico.

Entre otras medidas, la polémica nueva ley laboral permitiría que los acuerdos de horarios fuesen negociados dentro de las compañías individualmente, aunque otras cuestiones que afectan a las condiciones de los trabajadores se discutirían con los sindicatos de cada sector.

Con el desempleo estancado en cerca del 10 por ciento, el impopular gobierno del presidente francés François Hollande aprobó la ley sin que pasase por el Parlamento y ahora se enfrenta a bloqueos de carreteras de camioneros, disturbios con estudiantes y huelgas de trabajadores del petróleo en un intento de forzar la retirada de la reforma.

Los comentarios de Macron podrían añadir leña al fuego aunque sin dañar su tasa de aprobación, que multiplica la de Hollande. El exbanquero de inversión de 38 años recientemente lanzó su propio movimiento “En Marche!” (“¡En Marcha!”) y muestra una posición fuertemente centrista.

“La opinión pública es inteligente y quiere ver un cambio”, dijo Macron a Les Echos. “La mayoría de los votantes franceses quiere trabajar, desea progresar y mantenerse lúcida”, añadió.

La restricción de salarios es clave para reconvertir la competitividad de la industria francesa, dijo también Macron, añadiendo que las compañías deberían aprovechar el reciente cambio de tendencia económica para invertir más en talento que en sueldos.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below