23 de mayo de 2016 / 14:12 / en un año

Empleo público e impuestos a los ricos, en la receta electoral del PSOE

El líder socialista español, Pedro Sánchez, destacó el lunes el lado más social de las propuestas de su partido de cara a las elecciones del 26 de junio, anunciando un plan de empleo que no aparecía en su programa de diciembre y una mayor presión fiscal para las rentas más altas. En la imagen, Sánchez a su llegada a un acto en Madrid el 23 de mayo de 2016. REUTERS/Andrea Comas

MADRID (Reuters) - El líder socialista español, Pedro Sánchez, destacó el lunes el lado más social de las propuestas de su partido de cara a las elecciones del 26 de junio, anunciando un plan de empleo que no aparecía en su programa de diciembre y una mayor presión fiscal para las rentas más altas.

Con estas promesas, Sánchez trata de hacer un guiño a su electorado tradicional y evitar una potencial fuga de votos a la coalición electoral formada por Podemos e Izquierda Unida, que amenaza con acabar con la histórica hegemonía del PSOE en la izquierda española.

La repetición de las elecciones ante la incapacidad de los principales partidos para pactar un Gobierno tras la gran fragmentación salida de las urnas en diciembre obliga a las formaciones a adaptar sus discursos y renovar sus propuestas para atraer a un electorado descontento con la clase política.

Marcando distancia sobre los que “hablan de siglas y de sillones”, en referencia al líder de Podemos, Pablo Iglesias, Sánchez anunció el lunes que si es presidente pondrá en marcha un plan de choque para la inserción laboral de los parados de larga duración que incluirá un programa de empleo público para que puedan reengancharse al mercado laboral.

“Contará con el impulso y liderazgo de la Administración General del Estado, pero con la coordinación y cooperación de todas las administraciones: Ayuntamientos, Diputaciones y Comunidades Autónomas”, dijo el líder socialista en un desayuno informativo.

El plan también prevé formación para 700.000 jóvenes y ayudas públicas a la contratación en empresas privadas de hasta el 100 por ciento de la cotización a la Seguridad Social del trabajador el primer año y de un 50 por ciento el segundo año, explicó.

Aunque en retroceso, España aún tiene una elevada tasa de paro del 21 por ciento con casi un 60 por ciento de parados de larga duración poco cualificados.

Entre otras medidas estrella con la que el Partido Socialista quiere atraer a los electores, Sánchez ahondó en la propuesta apenas esbozada en la anterior campaña de crear un impuesto específico para sufragar las pensiones.

El líder socialista dijo que abordarían una reforma fiscal para que las rentas más altas contribuyeran más a Hacienda y establecería “un recargo de solidaridad” que pagarían las grandes fortunas y los grandes patrimonios del país para acabar con el déficit de la Seguridad Social.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below