Los sindicatos lamentan la parálisis política en el Día del Trabajo

domingo 1 de mayo de 2016 16:08 CEST
 

MADRID (Reuters) - En una jornada de movilizaciones en toda España por el Día Internacional del Trabajo, los dos grandes sindicatos criticaron a los políticos por su incapacidad para evitar la repetición de elecciones y pidieron la unidad de la izquierda para lograr un "gobierno del cambio" que afronte los problemas de los ciudadanos.

"No sé si desde un punto de vista estrictamente político podríamos encontrar algún aspecto positivo a estos cuatro meses de parálisis y bloqueos, porque desde el punto de vista sindical ha sido claramente tiempo perdido, en el que hemos dejado pasar la oportunidad de empezar a resolver algunos de los muchos y muy graves problemas que tienen los ciudadanos de este país", dijo Pepe Álvarez, recientemente elegido secretario general de UGT.

No obstante, los representantes de los trabajadores señalaron que la repetición de elecciones generales el 26 de junio ofrece una nueva oportunidad para tratar de introducir en el debate político preelectoral sus reivindicaciones laborales.

"El lema que hemos elegido para esta ocasión tiene que ver con lo que consideramos son los problemas fundamentales que afectan a la sociedad española y en particular al mundo del trabajo: contra la pobreza salarial y social, trabajo y derechos", dijo el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo.

"Para derogar las reformas laborales, recuperar derechos y reducir las desigualdades, es imprescindible otro Gobierno y la movilización social", añadió Toxo.

Pese a una reactivación gradual de la economía española en los últimos trimestres, la dura crisis que azotó el país entre 2008 y 2013 ha dejado tras de sí unas tasas de paro persistentemente elevadas y caídas de los salarios, además del duro impacto en la clase trabajadora de las políticas de austeridad para contener el déficit público.

Tras cerrar 2015 en su nivel más bajo en más de cuatro años, la tasa de paro en España volvió a subir ligeramente en el arranque de 2016, subrayando la lenta recuperación del mercado laboral pese al sólido ritmo de crecimiento del PIB.

La expansión del 3,2 por ciento de la economía española en 2015 no sirvió para reducir de manera notable la tasa de paro, que lleva cinco años y medio por encima del 20 por ciento y es la segunda más alta de Europa después de Grecia.

Las dos centrales sindicales culparon de gran parte de esta situación a las políticas económicas del Gobierno de Mariano Rajoy, actualmente en funciones, y lamentaron que, tras cuatro meses de negociaciones desde las elecciones del 20 de diciembre, los partidos de izquierda no hayan sido capaces de consensuar un "gobierno de cambio".   Continuación...

 
En una jornada de movilizaciones en toda España por el Día Internacional del Trabajo, los dos grandes sindicatos criticaron a los políticos por su incapacidad para evitar la repetición de elecciones y pidieron la unidad de la izquierda para lograr un "gobierno del cambio" que afronte los problemas de los ciudadanos. En la imagen, una manifestante levanta el puño en la manifestación de Madrid, 1 de mayo de 2016. REUTERS/Susana Vera