IAG mejora beneficio pero frena expansión tras atentados de Bruselas

viernes 29 de abril de 2016 11:59 CEST
 

Por Sarah Young

LONDRES (Reuters) - El holding IAG, propietario de aerolíneas como British Airways e Iberia, dijo que rebajaría sus planes de crecimiento este año para ajustarlos a una demanda más floja en el segundo trimestre, al volar menos personas tras los atentados de Bruselas y con la debilidad del petróleo y la inquietud por un Brexit causando mella en el segmento de viajeros de negocios.

El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, dijo el viernes que la compañía, que integra también la española Vueling y la irlandesa Aer Lingus, recortaría el objetivo para el crecimiento de su capacidad en 2016 al 4,9 por ciento desde el 5,2 por ciento previsto anteriormente.

Los ataques de Bruselas, que incluyeron una bomba en la terminal de salidas del aeropuerto de Zaventem y segaron la vida de 32 personas el 22 de marzo, habían reducido el apetito viajero en las últimas seis semanas, dijo IAG.

"Las tendencias para el tercer trimestre, no obstante, parecen volver a la normalidad", dijo Walsh a periodistas durante una teleconferencia, añadiendo que esperaba un tercer trimestre "sólido".

El tercer cuarto del año es tradicionalmente el que aporta el mayor beneficio al grupo porque su base de clientes europea se va de vacaciones.

Walsh dijo que los atentados de Bruselas estaban teniendo un impacto "más pronunciado" y "más prolongado" en la demanda de viajes que otras conmociones del pasado por la proximidad temporal que habían tenido con los atentados de París en noviembre.

Las acciones de IAG caían un 4,5 por ciento a 525 peniques a las 0805 GMT y ya pierden un 14 por ciento desde enero, frente al comportamiento plano del selectivo de la bolsa londinense.

Algunos analistas echan la culpa de esta evolución a los riesgos asociados con el referéndum sobre la pertenencia de Reino Unido a la UE el próximo 23 de junio.   Continuación...

 
El holding de aerolíneas IAG obtuvo un beneficio operativo recurrente de 155 millones de euros en el primer trimestre de 2016 frente a un saldo de 25 millones de euros en el mismo periodo del año anterior. En la imagen de archivo, un avión Boeing 747 de British Airways 747 se aproxima al aeropuerto londindense de Heathrow, el 19 de junio de 2015. REUTERS/Suzanne Plunkett