BREAKINGVIEWS- El Museo Británico debería pedir más dinero a BP

sábado 9 de abril de 2016 12:25 CEST
 

Por Carol Ryan

LONDRES (Reuters) - Una gran petrolera podría tener que empezar a pagar una prima por asociar su nombre al de la cultura británica.

El Museo Británico (British Museum) se encuentra en la línea de fuego de activistas contra el cambio climático como la estrella de cine Emma Thompson por tener como patrocinador corporativo a BP.

Para la institución londinense, el coste de aceptar el patrocinio del grupo petrolero se ha incrementando. Y por si fuera poco, no es que BP esté siendo muy generosa.

BP no desvela exactamente cuánto da al Museo Británico y se limita a señalar que sus donaciones a esta y otras tres grandes instituciones británicas suman 2,8 millones de dólares.

Podemos asumir que este museo situado en el barrio de Bloomsbury y que alberga tesoros y reliquias de todo el mundo recibe cerca de 700.000 dólares al año.

Teniendo en cuenta que los fondos públicos van muy justos, una cantidad así puede parecer generosa, sobre todo teniendo en cuenta que la petrolera está enfrentando los bajos precios de las materias primas y todavía sufre los efectos del desastroso derrame de la plataforma Deepwater Horizon en el golfo de México en 2010.

Pero no hace falta ser Indiana Jones para ver que el botín es menos valioso de lo que parece. La cantidad representa menos del 1 por ciento de los 85 millones de dólares que BP inyectó en proyectos de comunidades de todo el mundo en 2014.

Y tampoco parece que la empresa sea mucho más generosa que sus rivales. Según Charities Aid Foundation, las grandes empresas cotizadas británicas integradas en el índice FTSE 100 asignaron de media un 1,9 por ciento de su beneficio antes de impuestos en 2014, o el 0,25 por ciento de sus ingresos.   Continuación...

 
En la imagen de archivo, manifestantes en un patio del Museo Británico en protesta por el patrocinio del World Shakespeare Festival por la petrolera BP. el 18 de noviembre. de 2012. REUTERS/Luke MacGregor