Venezuela decreta los viernes como "día no laborable" para reducir consumo eléctrico

jueves 7 de abril de 2016 07:49 CEST
 

CARACAS (Reuters) - El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, decretó los viernes como "día no laborable" durante las próximas ocho semanas a fin de reducir el consumo eléctrico en la nación sudamericana, que ha visto una caída en el nivel de sus embalses debido a una sequía y depende en buena medida de la generación hidroeléctrica.

El anuncio del mandatario venezolano la noche del miércoles forma parte de un plan especial de ahorro en el consumo eléctrico que deben cumplir las familias y las empresas por los próximos 60 días.

"Mañana debe salir en la gaceta oficial el decreto especial estableciendo todos los días viernes como día no laborable a partir del viernes de esta misma semana", informó el presidente durante un discurso en la televisora estatal.

"Vamos a tener fines de semanas largos", comentó Maduro, al tiempo que descartó que su decisión afecte la productividad del país petrolero, sumido en una recesión económica.

No quedó inmediatamente claro si la medida será obligatoria para las empresas privadas o únicamente regirá a las oficinas del sector público.

El Gobierno ya había ordenado extender en marzo hasta una semana el tradicional asueto de Semana Santa como medida de ahorro y días antes aprobó recortar el horario de atención en los centros comerciales.

Las nuevas medidas llegan luego de que el nivel del embalse que surte a la mayor hidroeléctrica de Venezuela se redujo a mínimos históricos la semana pasada debido a los efectos del fenómeno climático El Niño. [L2N17429H]

El embalse de la Central Hidroeléctrica del Guri, en el sur de Venezuela, estaba el viernes a un mínimo de 244,37 metros sobre el nivel del mar y de llegar a la cota de 240 metros la instalación tendría que reducir su generación.

Los críticos del Gobierno afirman que el sistema eléctrico presenta interrupciones diarias por años de desinversión y atraso en el mantenimiento de plantas, y que esto ha contribuido a mermar el nivel de los embalses hidroeléctricos, que aportan el 60 por ciento de la generación.   Continuación...

 
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, decretó los viernes como "día no laborable" durante las próximas ocho semanas a fin de reducir el consumo eléctrico en la nación sudamericana, que ha visto una caída en el nivel de sus embalses debido a una sequía y depende en buena medida de la generación hidroeléctrica. En la foto, el presidente venezolano en una reunión con sus ministros en   Caracás el 23 de marzo de 2016. REUTERS/Miraflores Palace/Handout via Reuters