España cierra 2015 con un desfase presupuestario muy superior al previsto

jueves 31 de marzo de 2016 17:19 CEST
 

Por Carlos Ruano y Sarah White

MADRID (Reuters) - La España que trata infructuosamente de formar gobierno desde hace más de tres meses, cerró 2015 con un desequilibrio fiscal muy superior al previsto que obligará a cualquier próximo Ejecutivo a someterse a la disciplina de Bruselas.

Según datos publicados el jueves, el déficit público en 2015 se situó en 55.755 millones de euros, un 5,16 por ciento del PIB, casi un punto más que el objetivo fijado por la Comisión Europea, que no se mostró del todo sorprendida por lo elevado de la cifra.

La cifra distorsiona las proyecciones para ejercicios sucesivos y probablemente obligará a negociar una flexibilización con Bruselas para el ejercicio en curso.

El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, que hasta hace poco defendía que se estaría cerca de la meta del 4,2 por ciento, culpó del desfase a las Comunidades Autónomas.

La Comisión Europea, que lleva meses expresando sus dudas sobre la capacidad del país de cuadrar las cifras tanto en 2015 como en 2016 y advirtiendo sobre acciones disciplinarias, volvió a instar a tomar nuevas medidas en un momento de bloqueo político que impide decisiones presupuestarias.

Montoro anunció en rueda de prensa que comprometerá con Bruselas la aplicación de un mayor control sobre las finanzas de las Comunidades Autónomas, que cerraron con un déficit del 1,66 por ciento del PIB frente al 0,7 por ciento previsto.

Catorce de las 17 regiones superaron en 2015 la meta del 0,7 por ciento, con cuatro de ellas superando el nivel del 2,5 por ciento. Cataluña (2,7%) y Comunidad Valenciana (2,51%) se llevan más de la mitad de la desviación, según destacó Montoro.

Aunque mostró su preocupación por las cifras y recordó que Bruselas ya había anticipado un desfase, el Comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovisi, aplaudió las medidas de un mayor control regional para reducir el desfase.   Continuación...

 
La España que trata infructuosamente de formar gobierno desde hace más de tres meses, cerró 2015 con un desequilibrio fiscal muy superior al previsto que obligará a cualquier próximo Ejecutivo a someterse a la disciplina de Bruselas. En la imagen, el ministro de Hacienda Cristóbal Montoro durante una entrevista con Reuters en Madrid, 19 de noviembre de 2013. REUTERS/Sergio Pérez