El estancamiento político apunta a trabas en la recuperación

jueves 17 de marzo de 2016 16:40 CET
 

Por Sarah White

MADRID (Reuters) - El estancado panorama político está comenzando a socavar la recuperación económica, elevando la posibilidad de una ralentización que el país no se puede permitir si se eterniza el bloqueo entre los líderes políticos para formar gobierno.

El empeoramiento desde inicio del año en la confianza de los consumidores, que había apuntalado la recuperación junto con la creación de empleo, es sólo una de las señales que preocupan a los negocios mientras las formaciones políticas de izquierda y derecha no logran acordar la creación de un nuevo Gobierno.

Incluso los bares lo han notado.

"Muchos de los clientes habituales que venían prácticamente todas las semanas y que se tomaban cinco o seis cervezas no están viniendo tan a menudo y se toman una o dos y se van", dijo Ricardo Gil, que vende cerveza artesanal en un bar del acaudalado distrito madrileño de Chamberí.

Sus beneficios en febrero y marzo han sido mucho peores que lo que esperaba tras un excelente mes de enero.

El bloqueo político se acerca ahora a los tres meses, tras un resultado muy fragmentado en las elecciones del 20 de diciembre.

El pacto entre el Partido Socialista y el partido regeneracionista de centro Ciudadanos fracasó en su intento de investir presidente al socialista Pedro Sánchez, mientras que el conservador Partido Popular (PP), que gobierna en funciones y obtuvo la mayoría de los votos en los comicios, sigue sin obtener apoyos suficientes.

Los economistas dicen que el impacto en la economía a causa de la incertidumbre política es difícil de determinar, y que el país parece abocado a unas nuevas elecciones en junio.   Continuación...

 
El estancado panorama político está comenzando a socavar la recuperación económica, elevando la posibilidad de una ralentización que el país no se puede permitir si se eterniza el bloqueo entre los líderes políticos para formar gobierno. En la imagen, el jefe de la franquicia Beer Shooter Ricardo Gil talks en el bar de cerveza artesanal local e importada en Madrid, España, el 15 de marzo de 2016. REUTERS/Juan Medina