El crudo, de nuevo por debajo de $40 tras descartar Irán un acuerdo rápido sobre producción

lunes 14 de marzo de 2016 15:50 CET
 

Por Karolin Schaps

LONDRES (Reuters) - El petróleo caía el lunes después de que Irán destrozara las esperanzas de un congelamiento coordinado de la producción de crudo a corto plazo, generando nuevamente un sentimiento bajista en el mercado por un exceso de oferta que ha hecho desplomarse los precios.

Los futuros del Brent caían de nuevo por debajo de los 40 dólares por barril, cotizando a 39,70 dólares a las 1157 GMT, con una baja de 1,19 por ciento desde el cierre del viernes. El Brent tocó en enero un mínimo de 12 años de 27,10 dólares.

El crudo en Estados Unidos bajaba 1,13 dólares a 37,37 dólares el barril.

Las exportaciones de petróleo de Irán deberían llegar a 2 millones de bpd en el mes que termina el 19 de marzo, frente a los 1,75 millones del mes anterior, dijo el domingo el ministro de Petróleo, Bijan Zanganeh.

    Zanganeh descartó un rápido acuerdo sobre el mantenimiento de producción petrolera, diciendo que el país miembro de la OPEP se unirá a las discusiones una vez que su propia producción alcance los 4 millones de bpd.

Por su parte, Arabia Saudí pareció haber respetado un acuerdo preliminar con otros productores para congelar la producción, manteniendo su propia producción estable en febrero en 10,22 millones de bpd, dijo una fuente de la industria a Reuters.

Los productores de dentro y fuera de la OPEP podrían reunirse a mediados de abril en Doha para discutir un plan para congelar los niveles de producción buscando apuntalar los precios, dijeron el lunes tres fuentes del grupo exportador.

    La reunión que pretendía celebrarse el 20 marzo en Rusia, que era parte de un anterior plan, parece ahora poco probable.

 
El petróleo caía el lunes después de que Irán destrozara las esperanzas de un congelamiento coordinado de la producción de crudo a corto plazo, generando nuevamente un sentimiento bajista en el mercado por un exceso de oferta que ha hecho desplomarse los precios. En la imagen de archivo, un conductor repostando carburante en una gasolinera en Riad, Arabia Saudí, el 22 de diciembre de 2015. REUTERS/Faisal Al Nasser