Irán negocia duro con compradores europeos de petróleo, ralentiza exportaciones

miércoles 9 de marzo de 2016 13:57 CET
 

Por Dmitry Zhdannikov y Alex Lawler

LONDRES (Reuters) - Irán solo ha conseguido vender volúmenes moderados de petróleo a Europa desde el levantamiento de las sanciones hace siete semanas y varios antiguos compradores de crudo iraní se mantienen apartados por las complicaciones legales y las reticencias de Teherán a endulzar las condiciones para recuperar clientes.

Teherán llevaba sin poder vender crudo a empresas europeas desde 2012, año en el que la Unión Europea impuso sanciones al país por su programa nuclear. Esto privó a Irán de un mercado que representa más de un tercio de sus exportaciones y dejó al país depender completamente de los compradores asiáticos.

Desde que se levantaron las restricciones en enero, Irán ha vendido cuatro barcos petroleros (tankers, de 4 millones de barriles) a Europa, incluyendo a empresas como la francesa Total, la española Cepsa y la rusa Litasco, según funcionarios iraníes y datos de seguimiento de barcos.

Esto equivale únicamente a las ventas de cinco días antes de 2012, cuando los europeos compraban al país hasta 800.000 barriles diarios .

Muchos antiguos y grandes compradores –entre ellos el grupo anglo-británico Shell, la italiana Eni, el griego Hellenic Petroleum, Vitol, Glencore y Trafigura- todavía no han retomado las compras.

La falta de liquidación en dólares, la ausencia de un mecanismo establecido para ventas en denominación distinta al dólar y las reticencias de los bancos a conceder cartas de crédito que faciliten el intercambio figuran entre los obstáculos que han surgido desde que se levantaron las sanciones.

Pero algunos compradores importantes en el pasado también mencionaron la falta de disposición de Teherán para flexibilizar las condiciones de venta y permitir mayor flexibilidad en el precio, en un momento en el que existe un exceso de oferta de petróleo y la cuota de mercado que tenía Irán en Europa ahora está en manos Arabia Saudí, Rusia e Irak.

"Irán no es flexible con los términos. Siguen imponiendo cláusulas de destino muy desfasadas que te dicen dónde y dónde no puedes llevar tu crudo”, dijo un ejecutivo senior en comercio de petróleo bajo condición de anonimato por lo sensible del tema.   Continuación...

 
Irán solo ha conseguido vender volúmenes moderados de petróleo a Europa desde el levantamiento de las sanciones hace siete semanas y varios antiguos compradores de crudo iraní se mantienen apartados por las complicaciones legales y las reticencias de Teherán a endulzar las condiciones para recuperar clientes. En la foto de archivo, un campo petrolífero en el Golfo Pérsico, en Irán, el 19 de noviembre de 2015. REUTERS/Raheb Homavandi/TIMA