9 de marzo de 2016 / 10:45 / hace un año

El ajuste de 8.800 millones de E.ON complica la separación de negocios

3 MIN. DE LECTURA

E.ON, la mayor eléctrica de Alemania, registró el miércoles pérdidas históricas por segundo año consecutivo tras realizar ajustes en el valor de sus activos equivalentes a más de la mitad de su valor en bolsa, empañando los planes de una segregación este año de sus atribuladas centrales eléctricas. En la imagen, la sede de E.On en Essen, Alemania, el 9 de marzo de 2016.Ina Fassbender

ESSEN, Alemania (Reuters) - E.ON, la mayor eléctrica de Alemania, registró el miércoles pérdidas históricas por segundo año consecutivo tras realizar ajustes en el valor de sus activos equivalentes a más de la mitad de su valor en bolsa, empañando los planes de una segregación este año de sus atribuladas centrales eléctricas.

E.ON, en proceso de segregar su negocio de generación eléctrica y contratación de energía en una nueva compañía cotizada llamada Uniper, dijo que su pérdida neta se duplicó con creces en 2015, pasando de 3.160 a 7.000 millones de euros.

Los analistas de media había previsto pérdidas netas de 6.480 millones.

Las eléctricas tradicionales germanas han visto su negocio mermado por el auge de las energías renovables, que ha hundido los precios mayoristas de electricidad, y por los planes del país de abandonar la energía nuclear.

Como reacción a esta coyuntura, E.ON quiere separar en Uniper su negocio de comercialización de energía y la mayoría de su generación eléctrica para concentrarse en renovables, redes de distribución y servicios.

E.ON también advirtió de que sus futuros beneficios, dividendos y flujos de caja podrían seguir en descenso al empeorar las condiciones del sector eléctrico.

"Nuestras cifras reflejan la transformación estructural de gran alcance que está experimentando nuestra industria y que continúa este año", dijo el consejero delegado Johannes Teyssen en un comunicado.

"El curso que tenemos delante será más duro y largo de lo previsto", añadió.

E.ON culpó de las provisiones de 8.800 millones de euros a sus plantas eléctricas, muchas de las cuales se han vuelto deficitarias porque ya no funcionan las horas suficientes para ser rentables, siendo sustituidas cada vez más por energía solar y eólica.

Las acciones de E.ON, que han perdido más del 40 por ciento de su valor en los últimos 12 meses, bajaban el miércoles un 1,2 por ciento tras haber abierto al alza.

El grupo dijo que su beneficio operativo bruto (EBITDA) podría reducirse en más de una quinta parte este año hasta los 6.000-6.500 millones de euros.

Esta previsión tendría que ajustarse significativamente a la baja tras la colocación en bolsa de Uniper, esperada para el segundo semestre del año, dijo E.ON.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below