La UE recurre la anulación de la devolución de ayudas a los astilleros españoles

lunes 29 de febrero de 2016 14:57 CET
 

Por Foo Yun Chee

BRUSELAS (Reuters) - La Comisión Europa va a recurrir la decisión del Tribunal General de la Unión Europea de anular la devolución de las ayudas a los astilleros españoles en el marco de su lucha contra los programas tributarios nacionales que benefician sólo a determinadas empresas.

La decisión de la Comisión Europea para presentar su recurso ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea con sede en Luxemburgo se produjo después de el Tribunal General, de primera instancia, rechazara en diciembre las conclusiones de la Comisión Europea.

Los jueces dijeron en diciembre que no es ilegal el esquema fiscal español para la financiación del sector de los astilleros por parte de empresas privadas que permite a las compañías navieras comprar buques construido en España con descuentos de entre el 20 y 30 por ciento.

"La Comisión ha decidido recurrir la sentencia del Tribunal General que anula el fallo de la Comisión de 2013 que ha declarado el sistema fiscal de arrendamiento en España como l ilegal de acuerdo con las normas sobre ayudas estatales," dijo el portavoz de la Comisión de Ricardo Cardoso en un correo electrónico.

Hay un total de 65 casos examinados por la Comisión que abrió un expediente a raíz de las quejas presentadas por algunos astilleros europeos.

La Comisión libra más batallas contra diversas autoridades fiscales nacionales. Así, el gobierno holandés no hizo caso cuando la Comisión le instó a recuperar hasta 30 millones de euros de Starbucks y Luxemburgo se negó a cumplir un fallo relacionado con Fiat Chrysler Automobiles.

También Apple y Amazon están en el punto de mira de la Comisión Europea por los pactos tributarios suscritos con las autoridades de Irlanda y Luxemburgo, respectivamente.

 
La Comisión Europa va a recurrir la decisión del Tribunal General de la Unión Europea de anular la devolución de las ayudas a los astilleros españoles en el marco de su lucha contra los programas tributarios nacionales que benefician sólo a determinadas empresas. En la imagen, unas banderas de la UE en la sede de la Comisión en Bruselas, el 28 de octubre de 2015. REUTERS/François Lenoir