El BCE pide flexibilizar normas que limitan pago dividendos a banca deficitaria

viernes 19 de febrero de 2016 17:00 CET
 

Por Francesco Canepa y Helene Durand

FRANCFORT/LONDRES (Reuters) - El Banco Central Europeo (BCE) está pidiendo una flexibilización de las normas europeas que en la práctica prohíben a los bancos pagar dividendos, primas y algunos cupones si tienen pérdidas que reducen su nivel de capital por debajo del umbral requerido, dijo el viernes un alto cargo.

Según la normativa europea, un banco tiene prohibido de facto realizar este tipo de desembolsos si registra pérdidas que disminuyan su nivel de capital por debajo de un determinado umbral de colchón de solvencia que establecen los supervisores.

Esta norma penalizaría injustamente a un banco si, por ejemplo, las pérdidas se produjesen con el año tan avanzado que le impidiese a la institución captar más capital a tiempo, dijo a periodistas Korbinian Ibel, director general del brazo supervisor del BCE.

"Ese automatismo puede llevar a los bancos a situaciones muy ingratas, quizá no tanto por su culpa y no tienen posibilidad de salir de eso", dijo Ibel.

"Necesitamos introducir un cambio (...) de forma que algo así no vuelva a pasar en el futuro".

Según estimaciones de Morgan Stanley publicadas el mes pasado, el mayor banco de Italia UniCredit estaba sólo 44 puntos básicos por encima del nivel de capital requerido, frente a los 390 puntos básicos de su rival Intesa Sanpaolo.

BNP Paribas también estaban en el lado bajo de solvencia con un colchón de 90 puntos básicos sobre el mínimo.

El BCE se hizo cargo de la supervisión de los mayores bancos de la zona euro (actualmente 129) a finales de 2014 para mejorar la vigilancia del sector tras la crisis financiera.   Continuación...

 
El Banco Central Europeo (BCE) está pidiendo una flexibilización de las normas europeas que en la práctica prohíben a los bancos pagar dividendos, primas y algunos cupones si tienen pérdidas que reducen su nivel de capital por debajo del umbral requerido, dijo el viernes un alto cargo. En la imagen se ve en un segundo plano la sede del BCE mientras que en primer plano se ve el casco antiguo de Fráncfort el 12 de febrero de 2016. REUTERS/Ralph Orlowski