La venta de acciones y bonos de bancos ensombrece la frágil recuperación europea

viernes 12 de febrero de 2016 14:13 CET
 

Por Francesco Canepa

FRÁNCFORT (Reuters) - Las prolongadas y fuertes ventas de acciones y bonos de bancos de la zona euro tienen el potencial de hacer descarrilar la frágil recuperación económica al elevar los costes de financiación de estas entidades, frenando su capacidad para dar crédito.

Además, podría neutralizar parte de lo que el Banco Central Europeo (BCE) ha estado tratando de hacer para incrementar el crédito bancario e impulsar la inflación a través del consumo.

Los bancos de la zona euro han visto cómo sus acciones se han desplomado casi un 30 por ciento y cómo sube la rentabilidad de sus bonos desde principios de año, mientras los inversores están preocupados por unos beneficios menguantes y por los niveles de morosidad incómodamente elevados de algunos países.

La ola de ventas hace que para los bancos sea más caro captar capital en el mercado con la venta de acciones o bonos.

Si esta situación fuese duradera, dañaría la capacidad de los bancos para hacer crecer sus balances con nuevos préstamos a empresas y particulares. Esto pondría en peligro el tentativo repunte del crédito derivado de la política monetaria ultralaxa del BCE.

"Esto puede tener un impacto en la economía, que en Europa es dependiente de la banca", dijo Sascha Steffen, profesor de Finanzas de la Universidad de Mannheim.

"Y por supuesto, añade más presión al BCE porque no ayuda a que vuelvan a subir los precios".

El crédito bancario en la zona euro comenzó a crecer de nuevo en 2015 después de haberse contraído durante tres años, pero los datos de diciembre apuntan a una pérdida de impulso.   Continuación...

 
Las prolongadas y fuertes ventas de acciones y bonos de bancos de la zona euro tienen el potencial de hacer descarrilar la frágil recuperación económica al elevar los costes de financiación de estas entidades, frenando su capacidad para dar crédito. En la imagen de archivo, una operadora en renta variable vestida de carnaval en el mercado de Shrove, el martes en Fráncfort, 9 de febrero de 2016. REUTERS/Kai Pfaffenbach