China "toma nota" del saludo del Papa por Año Nuevo, pide flexibilidad

miércoles 3 de febrero de 2016 13:36 CET
 

PEKÍN (Reuters) - China dijo el miércoles que había "tomado nota" de una entrevista en la que el Papa Francisco envió saludos por el Año Nuevo Lunar al presidente Xi Jinping y pidió al Vaticano que sea flexible para crear las condiciones que lleven a mejores relaciones.

El Vaticano, que no ha tenido lazos diplomáticos formales con Pekín desde poco después de que el Partido Comunista asumió el poder en 1949, ha estado tratando de mejorar los vínculos con China y su Iglesia Católica, sancionada por el Estado.

El principal punto de conflicto entre Pekín y el Vaticano es qué parte debería tener la última palabra en la designación de obispos. Otro obstáculo es el reconocimiento de la Santa Sede por parte de Taiwán, a la que Pekín considera una provincia renegada.

Cuando estuvo en Corea del Sur en 2014, el Papa instó a China a buscar un diálogo formal para beneficio de ambas partes. Mientras sobrevolaba Corea del Sur, su avión recibió autorización para cruzar el espacio aéreo chino, la primera vez para un Papa.

En la entrevista de esta semana en el Asia Times, el Papa no mencionó temas difíciles como los derechos humanos, sino que expresó su admiración por China y les envió los mejores deseos a Xi y al pueblo chino por las festividades del Año Nuevo Lunar de la semana próxima.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Lu Kang, dijo que había "anotado el relevante reporte".

"China siempre ha sido sincero sobre mejorar los lazos sino-vaticanos y ha hecho muchos esfuerzos en ese sentido", dijo Lu en un informe diario de prensa.

"Todavía deseamos tener un diálogo constructivo con el Vaticano (...) También esperamos que el Vaticano pueda tener una actitud flexible, pragmática, para crear las condiciones para mejorar las relaciones", agregó, sin dar más detalles.

 
China dijo el miércoles que había "tomado nota" de una entrevista en la que el Papa Francisco envió saludos por el Año Nuevo Lunar al presidente Xi Jinping y pidió al Vaticano que sea flexible para crear las condiciones que lleven a mejores relaciones. En la imagen, el Papa Francisco se marcha al final de una misa en la basílica de San Pedro en el Vaticano, el 2 de febrero de 2016. REUTERS/Tony Gentile