El desplome del petróleo pone a Repsol contra las cuerdas

miércoles 27 de enero de 2016 16:57 CET
 

Por Jose Elías Rodríguez

MADRID (Reuters) - Con el precio del crudo un 40 por ciento por debajo del peor escenario previsto en su recién estrenada estrategia, el mercado especula con la probabilidad que la española Repsol tome en fechas próximas decisiones importantes para destensar la caja y proteger el grado de inversión.

Entre el abanico de opciones posibles, figurarían un recorte de su generoso dividendo, la venta de más activos, o reducir inversiones y/o gastos.

Analistas y fuentes consultadas por Reuters también apuntan a que la compañía opte por ajustar el valor de sus reservas a niveles más acordes con el entorno de precios actual.

El barril de Brent costaba el miércoles 30,44 dólares, una marca desconocida durante toda la etapa de Antonio Brufau como presidente y 20 dólares por debajo del peor escenario previsto por Repsol hasta 2020.

Una fuente del mercado dijo a Reuters que, si se mantiene el entorno actual del mercado y no se toman medidas, en la empresa consideran que el dividendo actual de Repsol sería "insostenible" para conservar el rating, una de las líneas rojas de la empresa. Repsol ofrece una rentabilidad por dividendo del 10,29 por ciento, claramente la más alta del sector europeo.

Sacrificar parte del dividendo siguiendo los pasos de la italiana ENI, liberaría recursos y podría incluso ser bien recibido en la coyuntura actual como una señal para apuntalar el balance.

Sin embargo, para que Repsol llegue a tener este año flujo de caja libre con los deprimidos precios del crudo tendría, según analistas, que acelerar su programa de desinversiones, recortar más el capex y desprenderse de un trozo de su participación del 30 por ciento Gas Natural, valorada en más de 5.000 millones de euros.

"Creemos que cada vez es más y más probable que Repsol considere vender al menos parte de su participación en Gas Natural para fortalecer su balance", señalaba este mes en una nota Filipe Rosa, analista de Haitong Research.   Continuación...

 
Con el precio del crudo un 40 por ciento por debajo del peor escenario previsto en su recién estrenada estrategia, el mercado especula con la probabilidad que la española Repsol tome en fechas próximas decisiones importantes para destensar la caja y proteger el grado de inversión. En la imagen se ve al presidente de Repsol, Antonio Brufau, y al consejero delegado, Josu Jon Imaz, posando ante la prensa en Madrid el 15 de octubre de 2015. REUTERS/Susana Vera