El beneficio de Santander sufre por los extraordinarios pero el capital mejora

miércoles 27 de enero de 2016 11:23 CET
 

Por Jesús Aguado y Sarah White

MADRID (Reuters) - Banco Santander registró un descenso del 98 por ciento en el beneficio atribuible del cuarto trimestre castigado por unos cargos de 1.435 millones de euros en unos resultados que también destacaron por la mejora de su ratio de solvencia.

De esta manera, el beneficio atribuible del cuarto trimestre se situó en 25 millones de euros.

Entre los cargos extraordinarios, la entidad dijo que en el último trimestre constituyó un fondo de 600 millones de euros para cubrir eventuales reclamaciones por la comercialización de seguros de protección de pagos en el Reino Unido.

Sin los cargos extraordinarios, el beneficio ordinario registró un aumento de 0,3 por ciento a 1.460 millones de euros afectado por las dotaciones y la ralentización de la actividad en Brasil. Analistas habían previsto 1.494 millones de euros.

Por su parte, el beneficio atribuido de 2015, con elementos no recurrentes, subió un 3 por ciento a 5.966 millones de euros.

En bolsa, tras una apertura bajista, las acciones de Santander se dieron la vuelta y ganaban un 1 por ciento a media mañana. Analistas consultados acogieron de forma desfavorable los cargos extraordinarios si bien destacaron como positivo el hecho de que la entidad elevara su capital fully loaded al 10,05 por ciento, frente al 9,85 por ciento de septiembre.

En relación con los niveles de solvencia, la presidente del banco, Ana Botín, señaló que el banco que no tenía planes para ampliar capital y reiteró todos los objetivos contenidos en el plan estratégico a 2018, entre los que destaca situar el core capital fully loaded por encima del 11 por ciento.

Además, la máxima ejecutiva del banco volvió a reiterar la estrategia del banco de centrarse en el crecimiento orgánico, con especial atención a los objetivos de aumentos y de fidelización de clientes.   Continuación...

 
Banco Santander registró un descenso del 98 por ciento en el beneficio atribuible del cuarto trimestre castigado por unos cargos de 1.435 millones de euros en unos resultados que también destacaron por la mejora de su ratio de solvencia. En la imagen de archivo, personas usando cajeros en una sucursak de Santander en Madrid. REUTERS/Susana Vera