El gigante estatal saudí dice que Arabia no quiere terminar con el esquisto

domingo 24 de enero de 2016 16:28 CET
 

DUBÁI (Reuters) - Arabia Saudí, el mayor exportador de crudo del mundo, no quiere poner fin al petróleo de esquisto, sino un mercado equilibrado donde todos los productores jueguen un papel estabilizador, dijo el presidente de la gigante estatal Aramco en una entrevista en televisión.

"Arabia Saudí no busca eliminar el petróleo de esquisto en general. Lo que necesitamos en el mercado internacional es un equilibrio en el que los suministros adicionales cada año estén equilibrados con la demanda, para que no exista un superávit", dijo Khalid al-Falih al canal de televisión saudí Al Arabiya TV en Davos, Suiza.

"En el largo plazo existirá la necesidad del petróleo de esquisto. Debe haber una contribución del petróleo de esquisto y otros países, incluidos los productores de bajo coste como Arabia Saudí", agregó.

Falih añadió que tomaría algo de tiempo para que el mercado absorba el actual superávit, pero habría una mejoría "notable" durante la segunda mitad de 2016 con un aumento de la demanda en 1,2 millones a 1,5 millones de barriles por día.

Los precios del petróleo se han desplomado más de un 70 por ciento desde mediados de 2014 y están en torno a niveles mínimos de 12 años, por persistentes preocupaciones en torno al exceso de suministros y la baja demanda.

 
Arabia Saudí, el mayor exportador de crudo del mundo, no quiere poner fin al petróleo de esquisto, sino un mercado equilibrado donde todos los productores jueguen un papel estabilizador, dijo el presidente de la gigante estatal Aramco en una entrevista en televisión. En la imagen de archivo Khalid al-Falih durante un evento en Bahréin, el  19 de mayo de 2014.  REUTERS/Hamad I Mohammed