Regulador de UE revisa uso de antibiótico de último recurso en ganadería

lunes 11 de enero de 2016 17:45 CET
 

LONDRES (Reuters) - El regulador farmacéutico europeo inició el lunes una revisión del uso en ganadería de un antibiótico de último recurso denominado colistina después de que una investigación internacional determinara evidencias alarmantes de un gen que genera una bacteria resistente al fármaco.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) dijo que estaba respondiendo a una petición de la Comisión Europea para actualizar sus avisos sobre el uso de colistina en animales, que es uno de los antibióticos de último recurso capaces de tratar a humanos con ciertas infecciones bacterianas.

"Debido el importante papel de (la colistina) como última defensa contra una bacteria polirresistente, la agencia considerará si su aviso de 2013 sobre el uso responsable de colistina en animales, y particularmente en cerdos, debe ser actualizado a la luz del reciente descubrimiento", dijo la EMA en un comunicado.

La colistina o colistimetato de sodio lleva usándose más de 50 años en animales y personas.

En medicina humana se usa ahora como tratamiento de último recurso para personas con diferentes tipos de infecciones causadas por bacterias multirresistentes a medicamentos, las denominadas "superbacterias".

Científicos de todo el mundo dieron la voz de alarma el año pasado al descubrimiento en China de un nuevo gen que hace que la bacteria resistente a polimixinas - un tipo de antibióticos que incluye a la colistina que se usa ampliamente en las granjas de animales.

En Europa, el 80 por ciento de las ventas de polimixina - fundamentalmente colistina - se producen en España, Alemania e Italia, según el informe de Vigilandia de Consumo Veterinario Antimicrobiano de la EMA.

Se preveía que la demanda mundial de antibióticos en agricultura y ganadería llegue a casi 12.000 toneladas anuales a finales de 2015, subiendo a 16.500 toneladas para 2021, según un informe de 2015 del QYResearch Medical Research Centre.

La EMA dijo que volvería a reunir a su grupo de expertos creado ad hoc para asesorar sobre antibióticos, que emitió la anterior recomendación sobre colastina en 2013, para que reevalúe su posición.

"La actualización tendrá en cuenta la importancia de la colistina para la medicina humana y veterinaria, el impacto de la resistencia, la disponibilidad de tratamientos alternativos y la efectividad de posibles medidas de gestión de riesgo para la protección de la salud pública y animal en Europa", dijo.

La EMA dijo que prevé finalizar la revisión de la recomendación en los próximos seis meses.

 
El regulador farmacéutico europeo inició el lunes una revisión del uso en ganadería de un antibiótico de último recurso denominado colistina después de que una investigación internacional determinara evidencias alarmantes de un gen que genera una bacteria resistente al fármaco. En la imagen se ve a cerdos en un establo de una granja en la localidad de Chapelle-Caro, la Bretaña francesa el 2 de septiembre de 2015. REUTERS/Stephane Mahe