Las cuentas de Iberdrola reflejan un primer trimestre flojo, Gamesa salva el fondo de la tabla

miércoles 26 de abril de 2017 11:56 CEST
 

Por Jose Elías Rodríguez

MADRID (Reuters) - Una mala comparativa meteorológica, con menos viento y agua que el año pasado, la devaluación de la libra y mayores impuestos en España provocaron que Iberdrola registrase unos resultados operativos flojos en el primer trimestre de 2017, aunque el fondo de la tabla estuvo más aliviado por la aportación y el dividendo extraordinario de su participada Gamesa.

La eléctrica española dijo el miércoles antes de la apertura que su beneficio operativo bruto (Ebitda) bajó un 8,2 por ciento a 1.862 millones de euros entre enero y marzo, un trimestre en el que el tiempo no fue propicio para la producción de energía hidroeléctrica y renovable en España.

No obstante, sus directivos aseguraron que las cuentas irían mejorando en trimestres sucesivos al normalizarse los factores meteorológicos y por la fortaleza de su negocio de redes, que aporta casi la mitad del Ebitda.

"Este trimestre en España ha sido el más seco y con menos viento en muchos años, mientras que el año pasado hubo un récord en pluviosidad, y lo mismo con el viento", dijo su presidente, Ignacio Sánchez Galán en la conferencia con analistas.

El beneficio neto de Iberdrola bajó a un menor ritmo, del 4,7 por ciento a 828 millones de euros, gracias en parte a los buenos resultados de participadas como la brasileña Neoenergía y Gamesa, aunque el principal factor fueron los casi 200 millones que cobró de esta última en concepto de dividendo extraordinario en el marco de la fusión de Gamesa con el negocio eólico de Siemens.

Los analistas de un sondeo realizado por Reuters esperaban de media un Ebitda de 1.879 millones de euros y un beneficio neto de 824 millones.

Tras estas cuentas, la eléctrica, que actualizó este año las guías para su estrategia a 2020, dijo que mantenía sus objetivos para 2017, entre los que destaca un crecimiento de un dígito medio en sus beneficios.

En el mercado, las acciones de Iberdrola bajaban un 0,8 por ciento a las 1117 horas en un mercado bajista.   Continuación...

 
Una mala comparativa meteorológica, con menos viento y agua que el año pasado, la devaluación de la libra y mayores impuestos en España provocaron que Iberdrola registrase unos resultados operativos flojos en el primer trimestre de 2017, aunque el fondo de la tabla estuvo más aliviado por la aportación y el dividendo extraordinario de su participada Gamesa.  En la imagen de archivo, una azafata mira una pantalla que muestra al presidente de la firma, Ignacio Sánchez Galán, en su intervención durante la junta de accionistas en Bilbao el 8 de abril de 2016. REUTERS/Vincent West