20 de marzo de 2017 / 10:30 / hace 4 meses

Empleados de Hacienda griegos protestan mientras se reúne el Eurogrupo

3 MIN. DE LECTURA

Trabajadores de Hacienda griegos llevaron el lunes su protesta contra la austeridad al corazón del Gobierno, mientras Atenas espera saber si sus planes de reforma son suficientes para satisfacer a los ministros de Finanzas de la zona euro que se reúnen en Bruselas. Imagen de una pancarta a la entrada del ministerio griego de Finanzas durante la protesta en Atenas, Grecia, el 20 de marzo de 2017.Alkis Konstantinidis -

ATENAS (Reuters) - Trabajadores de Hacienda griegos llevaron el lunes su protesta contra la austeridad al corazón del Gobierno, mientras Atenas espera saber si sus planes de reforma son suficientes para satisfacer a los ministros de Finanzas de la zona euro que se reúnen en Bruselas.

Una gran pancarta de tres pisos de altura en la que se leía 'stop austeridad' fue colgada por el sindicato de trabajadores de Hacienda en la fachada de la sede del Ministerio de Finanzas en el centro de Atenas.

"Una vez más, están preparando medidas que afectarán a los mismos grupos sociales en nombre de salvar el país, a los que tienen ingresos bajos y medios", dijo Dimitris Merkos, líder de los empleados del servicio de Hacienda de Ática y Cícladas, a Skai TV.

"A pesar de los pronunciamientos del Gobierno de que las nuevas medidas no traerán ni un euro de austeridad, bajar los niveles de renta para exenciones fiscales significa recortar en salario y pensiones", añadió.

El Gobierno de izquierdas griego y sus acreedores oficiales aún tienen que alcanzar un acuerdo sobre reformas en materia de energía y mercado laboral, lo que supone que conseguir una revisión del rescate, que lleva meses de retraso, aún llevará más tiempo.

Para romper el bloque, el Gobierno, al que los sondeos de opinión colocan por detrás de la oposición conservadora, ha acordado reformas económicas, incluidos recortes en los niveles de renta para pagar impuestos y pensiones que entrarían en efecto a partir de 2019.

Bajo un programa de rescate de 86.000 millones de euros, el tercero desde 2010, Grecia busca nuevos préstamos de los países de la zona euro para evitar impagos de deuda de unos 7.500 millones que vencen en julio.

Mientras que las tortuosas revisiones del rescate han sido un drama habitual en la crisis de siete años de Grecia, el retraso en las negociaciones ha aumentado las preocupaciones ante los pagos de deuda de este verano.

La semana pasada, el ministro de Finanzas griego Euclid Tsakalotos dijo que confiaba en que se podía alcanzar un acuerdo preliminar, allanando el camino a un acuerdo integral el 7 de abril, que incluyera compromisos de alivio de deuda de los prestamistas.

Pero un alto responsable de la zona euro en Bruselas era menos optimista, viendo escasas posibilidades de un acuerdo técnico el lunes y aumentando las expectativas de una ampliación de las negociaciones hasta mayo.

"Entre Escila y Caribdis", decía la primera página del diario Syntakton, esperando que la reunión del Eurogrupo del lunes solo reconozca que se ha progresado sobre las diferencias.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below