9 de febrero de 2017 / 14:20 / hace 8 meses

Accionistas de Garoña analizarán su viabilidad cuando estudien informe del CSN

La sociedad conjunta que actualmente tiene la concesión de la polémica central nuclear burgalesa de Santa María de Garoña analizará en detalle el informe del CSN a favor de su reapertura para comprobar si la eventual reapertura de la planta es rentable con las inversiones requeridas, dijo el jueves el primer ejecutivo de uno de los accionistas de Nuclenor. Imagen de Santa Maria de Garoña tomada en marzo de 2011. REUTERS/Felix Ordonez

MADRID (Reuters) - La sociedad conjunta que actualmente tiene la concesión de la polémica central nuclear burgalesa de Santa María de Garoña analizará en detalle el informe del CSN a favor de su reapertura para comprobar si la eventual reapertura de la planta es rentable con las inversiones requeridas, dijo el jueves el primer ejecutivo de uno de los accionistas de Nuclenor.

“Tenemos que analizar (la rentabilidad), en base a los elementos que se consideran necesarios para mantener la seguridad de la planta”, dijo José Bogas, consejero delegado de Endesa (ELE.MC).

“Una vez que con eso valoremos que inversión hay que hacer, veremos si es rentable o no es rentable”, añadió ante periodistas en el margen de unas jornadas sobre energía en Madrid organizadas por IESE y Deloitte.

En la víspera, el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) aprobó con un voto en contra y bajo cumplimiento de una serie de condiciones de seguridad, un informe técnico favorable a la renovación de la licencia de explotación de la central nuclear más antigua de España. [nL5N1FT523]

Tras 40 años de funcionamiento, Garoña paró su reactor en 2012 y dos años después las eléctricas Endesa e Iberdrola (IBE.MC), el otro accionista de Nuclenor, pidieron una ampliación de la licencia hasta 2031, un plazo mayor a las prórrogas de 10 años que había concedido el CSN.

Bogas indicó que era pronto para valorar el volumen de inversión en caso de que consideren económicamente viable una planta cuyo futuro en todo caso dependerá del Ministerio de Energía, que tendrá que tomar una decisión en un plazo de seis meses.

“Las inversiones no las sabemos todavía (...) Depende de la vida útil que tenga, de las expectativas de precio del mercado, depende de muchísimas cosas, hay que verlo y estudiarlo”, dijo.

La eventual reapertura de Garoña ha reabierto el debate de la energía nuclear en España, una tecnología que no emite emisiones en un mundo que busca reducir las emisiones de CO2 para combatir el cambio climático, pero que enfrenta todavía un fuerte rechazo político y social por sus potenciales riesgos de seguridad.

Una decisión favorable a su reapertura por parte del Gobierno podría abrir el camino al resto de las centrales más antiguas. La central Almaraz en Cáceres, la mayor del país con dos reactores de más de 1.000 MW cada uno, se acerca también a los 40 años de vida y tendrá que comenzar próximamente con el proceso de renovación.

Información de Jose Elías Rodríguez, editado por Andrés González

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below